Dacia Lodgy, presentación y prueba en Marrakech (parte 2)

Dacia Lodgy, presentación y prueba en Marrakech (parte 2)
34 comentarios

En la primera parte ya hablamos de cómo es el aspecto exterior del nuevo Dacia Lodgy, así como de su gran punto a favor, su gran habitabilidad. Por eso hoy vamos a seguir analizando otros aspectos igualmente importantes este monovolumen de 4,5 metros.

En concreto hablaremos hoy del equipamiento de este modelo, así como del comportamiento con algunos de los diferentes motores que hemos podido probar, que os adelanto, fueron los dos diesel dCi de 90 y 110 CV.

Dicho esto, empecemos a desgranar el equipamiento. Lo primero que hay que saber es que hay disponibles tres niveles de equipamiento disponibles Base, Ambiance y Laureate, que a su vez son combinables con dos configuraciones, de 5 y 7 plazas.

Dacia Lodgy

Equipamiento del Dacia Lodgy

Conviene en este caso puntualizar concretamente el equipamiento de cada uno de los niveles, ya que en los más básicos, el bajo precio de base conlleva que haya algunos elementos que normalmente damos por sentado que forman parte del equipamiento de serie.

Así pues, hay que tener en cuenta que el acabado denominado Base, el más barato incluye de serie: llantas de acero de 15 pulgadas, tiradores de puertas y retrovisores exteriores en negro, consola central en color carbono oscuro, paneles de las puertas en negro, banqueta de la segunda y tercera fila no divisible y tapicería Lando.

Además cuenta con cuatro airbags, cinturones de seguridad no regulables en altura con pretensores pirotécnicos, fijación Isofix para sillas infantiles en las 3 plazas de la 2ª fila, kit de reparación de pinchazos y testigo visual y sonoro de los cinturones de seguridad delanteros.

La versión media, Ambiance, añade molduras laterales de protección, la posibilidad de montar llantas de aleación y pintura metalizada, consola central en gris metal brillante, banquetas de la segunda y tercera fila abatibles y plegables y tapicería Elfyr.

Dacia Lodgy

Incluye también ordenador de a bordo, limitador de velocidad, la posibilidad de montar antinieblas delanteros dentro de un pack denominado Look (que añade también barras de techo longitudinales negras), cierre centralizado de las puertas con mando a distancia, elevalunas delanteros eléctricos, toma 12V accesible desde la 2ª fila y huecos en las puertas traseras y en la tercera fila de asientos.

Por última, la versión más equipada viene con la parte superior de la calandra cromada, tiradores de puertas exteriores y retrovisores en el mismo color que la carrocería, consola central en negro brillante y cromado, contorno salidas de aire cromado, retrovisores exteriores regulables eléctricamente, ventanillas de apertura pivotante en 3ª fila (sólo en 7 plazas) y iluminación central con punto de luz de lectura para el pasajero delantero.

Además, la versión más equipada incluye aire acondicionado, bolsas detrás de los asientos delanteros y el pack Look de serie (barras en el techo y faros antiniebla).

Dacia Lodgy

Por otro lado, las dos versiones más equipadas pueden llevar opcionalmente la radio Dacia Plug & Radio (CD MP3, que incluye toma Jack y USB, Bluetooth y mandos en el volante, y el sistema multimedia MEDIA NAV que cuenta con navegador con pantalla táctil de 7 pulgadas, y las mismas funciones que la radio Plug & Radio.

Por lo que he podido probar durante la presentación, este último sistema, que tiene un coste aproximado de 425 euros, tiene un funcionamiento bastante bueno. La pantalla se ve bien en casi toda circunstancia, es fácil de manejar y el navegador cumple su función satisfactoriamente.

Además el sistema multimedia es bastante completo y permite incluso reproducción de música mediante Bluetooth, y su funcionamiento es suficientemente ágil (por ejemplo no tarde demasiado cuando queremos parar una canción y salir la menú principal). El control de estabilidad es siempre opcional, y tiene un precio de 260 euros.

Dacia Lodgy

Impresiones de conducción de los motores diesel

Después de leer toda esta información seguramente te estarás preguntando cómo va el Dacia Lodgy en marcha, así que vamos a ello. Lo primero que tienes que saber es que habrá 4 motores disponibles, dos gasolina (1.6 de 85 CV y 1.2 TCe de 115 CV) y dos diesel (dCi de 90 y 110 CV). Durante la presentación fueron estos dos últimos los que pudimos probar.

Respecto al más potente, de sobra conocido porque ya está presente en otros muchos modelos del grupo Renault, no nos hemos llevado ninguna sorpresa. Es un motor suave, no muy ruidoso, y que mueve con facilidad al Dacia Lodgy (que pesa 1.335 kilogramos).

Algunos compañeros echaron de menos algo de respuesta a bajas vueltas, aunque personalmente no fue mi caso. No es el mejor motor en ese aspecto, pero tampoco hay que esperar a que alcance las 2.000 vueltas para obtener una buen empuje, y por encima de ese régimen es muy lineal.

Dacia Lodgy

De hecho, me ha parecido que tiene una respuesta más bien rápida a las solicitudes del conductor, lo que en gran parte, confiere agilidad para moverse por ciudad.

Por vías de doble sentido, si de lo que se trata es de adelantar en el menor espacio posible, sí es posible que echemos de menos algo más de potencia, aunque esto es un concepto algo relativo. Depende de lo que cada conductor considere por “pequeño espacio”. No obstante, creo que la gran mayoría de conductores puede manejarse con las prestaciones que ofrece este motor.

Respecto al motor menos potente (dCi de 90 CV), que sólo pude probar durante un pequeño especio de tiempo, tengo que decir, que al menos por debajo de 90 kilómetros por hora, las diferencias son poco apreciables. Acelerando a fondo sí se nota que el motor más potente es más capaz, y los 20 CV empiezan a salir a la luz de manera más clara.

Dacia Lodgy

Por otro lado, hay algunas salvedades determinadas por las características de la prueba, que tendremos que probar más detenidamente. La primera es la imposibilidad de circular por encima de los 100 kilómetros por hora, y la segunda, la falta de peso de arrastre en el momento de la prueba, ya que unicamente ibamos dos personas.

Por la primera de ellas no puedo decir, sin miedo a equivocarme, si la capacidad de recuperación en carretera es buena o no. Diría que la sexta marcha es demasiado larga como para afrontar muchos adelantamientos, pero como digo, no pude comprobarlo.

La segunda es quizá la más importante, ya que, en un vehículo como este, pensado para ir normalmente cargado, el comportamiento se puede ver alterado notablemente. Cuando probemos más a fondo este Dacia os daremos una opinión.

Entra en juego aquí también la elección entre los dos motores que pudimos probar. Seguramente, a aquellas personas que no quieran viajar frecuentemente, y que no vayan a viajar cargados, el motor dCi de 90 CV les resulte suficiente.

Dacia Lodgy

No obstante, y teniendo en cuenta que el Dacia Lodgy puede transportar a un máximo de 7 adultos, puede resultar conveniente optar por el más potente para aumentar la reserva de aceleración disponible.

El consumo sin embargo no parece ser una variable determinante, ya que ambos homologan una cifra muy similar (4,2 frente a 4,4 litros cada 100 kilómetros).

En realidad sólo pudimos observar con detenimiento el consumo de la versión más potente, siempre fijándonos en la cifra indicada en el ordenador de bordo. Concretamente, en un recorrido de unos 50 kilómetros, por carretera de doble sentido, utilizando puntualmente la máxima capacidad de aceleración, el consumo fue de 7,6 litros cada 100 kilómetros.

Dacia Lodgy

En otro trayecto de unos 18 kilómetros, también por carreteras de doble sentido, a un ritmo menor, y siendo muy suaves con el acelerador, el ordenador marca un consumo de 5,4 litros.

Respecto a sus reacciones, queda claro desde un primero momento que el Dacia Lodgy es un coche para conducir a un ritmo pausado, y la verdad es que que el conjunto invita a ello.

Si aún así pretendemos ir a un ritmo algo en una carretera revirada, el Dacia Lodgy reaccionará satisfactoriamente. La dirección no es especialmente rápida, y las suspensiones dejan que la carrocería balancee quizá más de lo que me gustaría, especialmente al realizar un cambio de apoyo rápido.

Quizá unas suspensiones más duras hubieran mitigado este efecto, pero habría sido a costa de perjudicar la comodida de los pasajeros, y la verdad es que tiene un buen equilibrio.

Dacia Lodgy

No obstante, el Dacia Lodgy es un coche de reacciones y progresivas, incluso cuando el control de estabilidad, poco amigo de los excesos, entra en funcionamiento para cortar un subviraje controlable. Como digo, no deja de ser un monovolumen pensado para disfrutar del camino en compañía.

En definitiva, y a modo de resumen, creo que el Dacia Lodgy es un coche con una buena relación calidad precio, con el respaldo de un gran grupo detrás y que encaja perfectamente la filosofía de aquellos que no quieren pagar por nada más que por lo esencial.

Precios del Dacia Lodgy en España

  • Lodgy Base 1.6 85cv 5 plazas: 9.900 euros
  • Lodgy Ambiance 1.6 85cv 5 plazas: 11.100 euros
  • Lodgy Ambiance 1.6 85cv 7 plazas: 11.600 euros
  • Lodgy Ambiance TCE 115 5 plazas: 13.400 euros
  • Lodgy Ambiance TCE 115 7 plazas: 13.900 euros
  • Lodgy Laureate TCE 115 5 plazas: 14.300 euros
  • Lodgy Laureate TCE 115 7 plazas: 14.800 euros
  • Lodgy Ambiance dCi 90 5 plazas: 13.600 euros
  • Lodgy Ambiance dCi 90 7 plazas: 14.100 euros
  • Lodgy Ambiance dCi 110 5 plazas: 14.300 euros
  • Lodgy Ambiance dCi 110 7 plazas: 14.800 euros
  • Lodgy Laureate dCi 90 5 plazas: 14.500 euros
  • Lodgy Laureate dCi 90 7 plazas: 15.000 euros
  • Lodgy Laureate dCi 110 5 plazas: 15.200 euros
  • Lodgy Laureate dCi 110 7 plazas: 15.700 euros

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

En Motorpasión | Dacia Lodgy, presentación y prueba en Marrakech (parte 1)

Temas
Comentarios cerrados
Inicio