Compartir
Publicidad
Publicidad

Mercedes-Benz S 63 AMG 2013

Mercedes-Benz S 63 AMG 2013
Guardar
24 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Apenas unas horas después de que Daimler nos adelantara algunos detalles del Mercedes-Benz S 63 AMG 2013, el fabricante alemán acaba de sacar a la luz gran parte de la información sobre el modelo, así como una completa galería de imágenes. La variante más potente de la Clase S se presentará en el próximo Salón del Automóvil de Fráncfort, en septiembre.

El nuevo S 63 AMG es ahora hasta 100 kilogramos más ligero que su predecesor y trae bajo el brazo el 5.5 litros V8 biturbo de AMG con 585 CV y 900 Nm de par motor máximo en combinación con el cambio AMG Speedshift MCT 7. Además, por primera vez, el S 63 AMG se ofrece con la tracción integral de la casa 4Matic.

La importante reducción en el peso del vehículo se ha conseguido mediante a las llantas AMG de aleación ligera de 19 pulgadas (con gomas 255/45 y 285/40), una batería ligera de iones de litio (ahorra 20 kg), un sistema de frenos optimizado, hueco para la rueda de repuesto en fibra de carbono y, lo más importante, una carrocería fabricada en aluminio, incluído el techo. Tras todo esto, el S 63 AMG ofrece una relación peso/potencia de 3,49 kg por CV.

Mercedes-Benz S 63 AMG 2013

Todo este ahorro, así como un motor más eficiente, consiguen que el S 63 AMG consuma 10,1 litros (10,3 litros en el caso del 4Matic), lo que supone 0,4 litros menos que su antecesor, a pesar de tener 41 CV adicionales. Además, el modelo cumple ahora la normativa de emisiones Euro6 gracias a medidas como la inyección directa de gasolina, el Stop/Start, los sistemas de refrigeración más eficientes o la doble turboalimentación. La versión de propulsión emite 237 g/km de dióxido de carbono, mientras que la versión 4Matic emite 242 g/km.

En lo que a prestaciones se refiere, sorprende gratamente que una berlina de su tamaño y peso (ronda las dos toneladas) sea capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos, o bien en 4 segundos clavados en caso de ser la variante 4Matic, una cifra que se acerca peligrosamente a las de los superdeportivos más bestias de la marca alemana. Un SLS AMG GT lo hace en 3,7 segundos, sólo tres décimas de segundo más rápido. La velocidad máxima está limitada a 250 km/h.

Como es lógico, el Clase S más potente se ofrece con un escape deportivo que nos permite variar la nota del mismo en función del modo de conducción seleccionado. Si circulamos tranquilamente en "C", ideal para viajes o paseos, el motor apenas se hará notar. Ahora bien, si engranamos los modos "S" (Sport) o "M" (Manual), las válvulas de ambos silenciadores traseros se abrirán para escuchar en todo su esplendor la banda sonora AMG.

Mercedes-Benz S 63 AMG 2013

El sistema de tracción a las cuatro ruedas 4Matic reparte el par entre los ejes en una proporción de 33/67, delante y detrás, respectivamente. El hecho de que la mayoría de la fuerza del motor se transmita a las ruedas traseras permite mantener en cierta medida el carácter de todo AMG. La marca asegura además que "desaparece el irritante subviraje en la entrada a las curvas".

El sistema de suspensión del S 63 AMG puede ser o bien Airmatic (para la variante 4Matic) o bien Magic Body Control (para la de propulsión). En cualquier caso se trata de sistemas adaptativos que son capaces de ajustarse en función de las condiciones de la carretera. El Magic Body Control, además, lee literalmente la carretera mediante una cámara para identificar irregularidades en el asfalto y ajustar la suspensión en consecuencia.

Opciones e interior

Entre los opcionales más interesantes para esta berlina de altos vuelos encontramos las llantas AMG de 20 pulgadas en diferentes acabados (mate, brillante, gris titanio...) y con neumáticos 255/40 y 285/35, el sistema de frenos cerámicos AMG que cuenta con discos delanteros de 420 milímetros de diámetro y mejoras estéticas como un paquete exterior de fibra de carbono, cubierta para el motor del mismo material o pinzas de freno de color rojo.

Mercedes-Benz S 63 AMG 2013

A nivel interior encontramos un habitáculo diferente al del Clase S normal gracias a los asientos deportivos AMG de ajuste eléctrico, al volante deportivo de cuero perforado con levas de aluminio incorporadas, a las pantallas TFT con distintivos AMG, al emblema de AMG en el reposabrazos central delantero o al reloj IWC del salpicadero con manecillas tridimensionales de metal.

Por supuesto, el S 63 AMG puede equipar todos los elementos de comfort que equipa el Clase S convencional, desde el sistema de audio Burmester High-End 3D Surround hasta el paquete chófer, asientos con masaje o el asiento ejecutivo, para viajar en la parte trasera con mucha clase. Las ventas comenzarán en septiembre y el precio rondará los 150.000 euros en Alemania. Se ofrecerá tanto en versión corta como larga.

Vídeo | "Youtube":https://www.youtube.com/watch?v=Jm90__azVSo&feature=share&list=PLB74147F39E0EE2B2 En Motorpasión | Mercedes-Benz Clase S 2013, presentación y prueba en Toronto (parte 1 y 2 )

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos