Compartir
Publicidad

Mercedes-Benz C 63 AMG Coupé Black Series, desvelado

Mercedes-Benz C 63 AMG Coupé Black Series, desvelado
72 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mercedes-Benz acaba de mostrar (aunque habíamos visto ya imágenes filtradas) el Clase C más potente de todos los tiempos, que es a su vez el cuarto modelo Black Series lanzado desde el año 2006. Se trata del Mercedes-Benz C 63 AMG Coupé Black Series, que continúa la estela de la “oscura” familia que le da el nombre.

Primero llegó el SLK 55 AMG Black Series que escondía bajo el capó un 5.5 litros V8 de 400 CV y 520 Nm, al que siguió directamente el CLK 63 AMG Black Series, que en este caso montaba un 6.3 litros V8 de 507 CV y 630 Nm. El modelo más sobresaliente de la serie llegó en julio de 2008 bajo el nombre de SL 65 AMG Black Series. Escondía todo un V12 de 670 CV y 1.000 Nm, conviertiéndose en el AMG de producción más potente fabricado nunca.

Este Mercedes-Benz C 63 AMG Coupé Black Series hará su debut como Safety Car en el Gran Premio de Alemania de F-1, en el circuito de Nürburgring, este mismo fin de semana. Su llegada al mercado está prevista para enero de 2012 por un precio que rondará los 115.430 euros.

Mercedes-Benz C 63 AMG Coupé Black Series

Recién salido del circuito de carreras. Esa es la primera impresión que transmite la estética de esta nueva bestia de AMG. Según la propia marca, su diseño exterior se ha inspirado en rasgos del SLS AMG GT3. Desde luego su presencia es muy imponente.

El frontal destaca por la gran estrella de Mercedes presidiendo la parrilla, las grandes entradas de aire inferiores, el spoiler cuya función es puramente aerodinámica, el capó de aluminio con grandes nervios y las aberturas de ventilación de éste que ayudan a que escape el enorme calor generado por su propulsor.

De perfil salta a la vista la llamativa línea de cintura que se eleva hacia la zaga, las imponentes llantas de aleación de 19 pulgadas (pintadas de color gris titanio y de diez radios) que montan gomas en dimensiones 255/35 R 19 y 285/30 R 19, en los ejes delantero y trasero, respectivamente, y las estriberas de color negro, entre otras cosas.

Mercedes-Benz C 63 AMG Coupé Black Series

Por detrás, la cuádruple salida de escape (dos salidas dobles cromadas a cada lado), junto al difusor de color negro le aportan un carácter muy racing. De hecho Mercedes asegura que el difusor crea el mismo efecto visual que el de su último modelo carreras-cliente, el SLS AMG GT3. Junto al difusor, otro elemento aerodinámico para ganar en estabilidad es el pequeño spoiler integrado en la tapa del maletero. Justo debajo, el logo AMG de color plateado también incorpora el distintivo Black Series.

Bajo la piel

Después de echar un ojo a su apariencia exterior llegamos a lo más interesante: lo que esconde bajo el capó. Este nuevo Mercedes-Benz C 63 AMG Coupé Black Series se beneficia del mismo motor que el Alas de Gaviota o SLS AMG, un 6.3 litros V8.

En este caso el motor 6.3 atmosférico, con denominación interna M156, ha sido afinado para el modelo y desarrolla 517 CV y un par máximo de 620 Nm. Gracias a la combinación con el cambio AMG Speedshift MCT de 7 velocidades, consigue acelerar de 0 a 100 km/h en unos 4,2 segundos.

Mercedes-Benz C 63 AMG Coupé Black Series

Más datos interesantes…

La mayor anchura de vías, el ESP con tres modos que cambian el nivel de “intrusismo”, los modos de conducción de la transmisión automática, un sistema de frenos mayor (discos de 360 y 390 mm, pinzas en rojo de 6 y 4 pistones…), el diferencial autoblocante del eje trasero o la suspensión, que también ofrece diferentes configuraciones, son algunos de los elementos que lo diferencian del resto de la familia C.

El interior lo presiden dos asientos deportivos AMG de tipo bucket, puesto que la banqueta trasera se ha desechado para ahorrar peso. No obstante, el cliente puedo optar por montar otros dos asientos tipo bucket en la parte trasera. La pedalera de aluminio o el volante multufinción AMG con levas terminado en cuero nappa y microfibra dinamica (así se llama) son algunos de los elementos más llamativos.

Los opcionales más interesantes son el paquete de fibra de carbono AMG para el exterior, un extintor, cristales traseros y laterales tintados, sistema de arranque sin llave o molduras de fibra de carbono interiores, entre otras cosas.

En Motorpasión | Mercedes-Benz C63 AMG Black Series, por fin al descubierto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio