Compartir
Publicidad
Publicidad

Dolorpasión™: Un Mercedes-Benz SLR sufre las consecuencias del alcohol

Dolorpasión™: Un Mercedes-Benz SLR sufre las consecuencias del alcohol
Guardar
77 Comentarios
Publicidad

Normalmente, si tenemos algún percance al volante y nuestro coche sufre algún daño, lo más sensato es parar para comprobar esos daños y ponerse en contacto con el seguro. Roberto Parli, el hombre que conducía en Suiza el Mercedes-Benz SLR McLaren de la imagen, no debía pensar así.

Ni corto ni perezoso, tras un alcance con otro coche decidió seguir rodando a tres ruedas, ya que, si tanto vale el coche, aguantará ésto y lo que le echen, debió pensar. Varios cientos de metros después colisionaba de nuevo, ésta vez con un camión, perdiendo el neumático delantero izquierdo, tras haber perdido anteriormente la rueda frontal derecha.

Por si fuera poco, siguió avanzando hasta que topó con un bordillo. Obsesionado en seguir adelante, al señor Parli todavía le quedaron ganas de intentar liberar a la bestia del bordillo a golpe de acelerador. Al final, tanto algunos viandantes alucinados como las llamas que salían del 5.4 litros V8 bajo el capó, acabaron convenciéndole para que cesara en su empeño. El vídeo a continuación muestra el estado en que acabó el superdeportivo.

Al parecer, el conductor doblaba la tasa de alcohol permitida y no contento con su espectáculo puso el colofón final gritando “Soy millonario, lo pagaré todo, me da igual”. Al menos las multas en Suiza son proporcionales a la bonanza económica del que las recibe, así que la multa puede ser fina.

Vía | Jalopnik
En Motorpasión | La historia del Mercedes SLR abandonado en Granada

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos