Compartir
Publicidad

Volkswagen y los coches diésel en Estados Unidos son ya un problemón de 294.000 unidades paralizadas

Volkswagen y los coches diésel en Estados Unidos son ya un problemón de 294.000 unidades paralizadas
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace ahora un año, explicamos que la EPA había dado su aprobación a la venta de 67.000 coches diésel Volkswagen en Estados Unidos. En el país americano, los modelos condenados por el Dieselgate se amontonan en enormes campas y espacios reconvertidos en aparcamientos que controla el fabricante alemán.

El problema es que desde 2015 la cantidad de vehículos paralizados ha ascendido a 335.000 unidades, aunque en los últimos tiempos esta cifra se ha recortado hasta 294.000 unidades. Igualmente, son muchos metros cuadrados de terreno que, además, no se vaciarán en un futuro cercano.

Volkswagen Victorville

Volkswagen tiene 37 instalaciones de este tipo en Estados Unidos: desde un estadio de fútbol de Detroit, pasando por una antigua fábrica de papel de Minnesota, una antigua base aérea naval situada en South Weymouth (Massachusetts) o hasta una extensión de terreno de 54 hectáreas cerca del Aeropuerto Logístico de California del Sur, en el municipio de Victorville, que es fácilmente localizable a vista de pájaro en Google Maps.

Volkswagen mantiene su esperanza de poder volver a vender todos los coches que, de momento, toman el sol mientras esperan su turno para que les rectifiquen el sistema de control de emisiones y sean posteriormente inspeccionados por la administración estadounidense.

Mientras tanto, hay poblaciones afectadas por la proliferación de coches diésel Volkswagen paralizados en improvisados aparcamientos que ya han mostrado su preocupación por los inconvenientes que pueda acarrearles esta situación. Es el caso de South Weymouth, donde ya en verano del año pasado se mostraron preocupados por el tránsito de camiones portavehículos.

Los números de los coches diésel Volkswagen afectados por la paralización en Estados Unidos

Coches Diesel Volkswagen Aparcados Base aérea naval Union Point, South Weymouth (Massachusetts). Imagen: Tom McMahon
  • 335.000 coches recomprados desde 2015
  • 7.400 millones de dólares invertidos (6.000 millones de euros)
  • 13.000 coches revendidos a finales de 2017
  • 28.000 coches destruidos a finales de 2017
  • 294.000 coches paralizados en 37 centros logísticos

Y esto, sin contar con que el fabricante alemán seguirá recomprando vehículos afectados por el Dieselgate. Hasta mediados de febrero, Volkswagen había emitido 437.273 cartas dirigidas a sus clientes de Estados Unidos, donde ofrecía un total de 8.000 millones de dólares más (6.500 millones de euros) en compensaciones y recompras.

Según las previsiones de Volkswagen, hacia junio de 2019 se habrán hecho con el 85 % de las unidades. El fabricante explica que en febrero de este año ya habían recuperado el 83 % de los coches diésel paralizados, por lo que ahora están a falta de inspección y recomercialización.

Coches Diesel Volkswagen Paralizados Vehículos trasladados cerca de las cataratas del Niágara (Canadá). Imagen: Jon Flynn

En Volkswagen también quieren tranquilizar a sus futuros compradores, como es lógico, y por eso aseguran que los coches retenidos "se almacenan de manera provisional y se mantienen de manera rutinaria para asegurar su operabilidad y calidad a largo plazo". Así lo ha expresado Jeannine Ginivan, portavoz de Volkswagen para este asunto.

Así, los coches diésel Volkwagen están paralizados en Estados Unidos, pero no abandonados. No es nada que no supiéramos ya, pero esas palabras constituyen, además, un recordatorio para aquellos clientes que vayan a devolver sus coches diésel a Volkswagen, a fin de evitar nuevas escenas casi postapocalípiticas como aquellas que afloraron cuando algunos clientes de la marca decidieron desguazar sus coches antes de devolverlos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio