Compartir
Publicidad

Volkswagen ha firmado un manifiesto a favor de la 'micromovilidad' con patinetes, bicicletas y otros artilugios rodantes

Volkswagen ha firmado un manifiesto a favor de la 'micromovilidad' con patinetes, bicicletas y otros artilugios rodantes
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los habitantes de las grandes ciudades ya no necesitan necesariamente un coche para moverse a diario. Las grandes marcas son conscientes y por ello se están involucrando en programas de movilidad alternativa.

En su afán por reconvertirse en una empresa más limpia y sostenible, Volkswagen se ha volcado presentando un programa de micromovilidad en el que tienen en cuenta desde el transporte público hasta los coches más respetuosos con el entorno, pasando por bicicletas y patinetes eléctricos de nueva generación.

Cityskater: el patinete de Volkswagen

Volkswagen Citiskater

Según los datos recogidos por la propia marca, los conductores actuales se pasan 41 horas al año buscando al aparcamiento, 51 horas en atascos y manteniendo una media de 15 km/h para los desplazamientos en ciudad. Esto sin contar las cada vez más restrictivas normativas anticontaminación locales con las que los coches no pueden circular en algunos núcleos urbanos.

Buscando soluciones a esta problemática los alemanes proponen opciones de movilidad personal como el Volkswagen Cityskater, un patinete eléctrico con tres ruedas y un mando que se impulsa eléctricamente y con el que sus propietarios podrán realizar los desplazamientos de último kilómetro.

Este pequeño patinete tiene una plataforma para llevar los dos pies en paralelo, como en posición de esquiar, y el motor situado en la rueda trasera. Tiene una potencia de 350 W y con su batería de iones de litio alcanza una autonomía de 15 km. Su peso es inferior a 15 kg y en menos de una hora enchufado a 230 V se consigue una recarga del 50%.

Audi e-tron Scooter, un quattro a escala

Audi E Tron Scooter

Desde Ingolstadt también llega un patinete eléctrico aunque con una propuesta propia y aparentemente más compleja. El Audi e-tron Scooter es un patinete eléctrico con una plataforma en línea, un mando vertical en la parte delantera y cuatro ruedas para moverse.

De momento se encuentra en un estado embrionario y sólo hay unas pocas unidades de pruebas recabando datos, pero la firma de los cuatro aros asegura que sus baterías de iones de litio están realizadas a partir de paquetes de baterías reciclados de los Audi e-tron.

Streetmate: entre dos aguas

Volkswagen Niu 3

Situado a medio camino entre los patinetes de gran tamaño y las bicicletas eléctricas, la Volkswagen Streetmate es un segundo concepto presentado por VAG que se puede usar tanto de pie como sentado, añadiendo un asiento para su parte trasera.

Este Vehículo de Movilidad Personal es mucho más ambicioso que el Cityskater y está pensado para abarcar un rango de acción mucho más amplio con una batería de hasta 60 km de autonomía. La velocidad máxima anunciada es de 45 km/h por lo que según nuestra normativa actual tendría que ser homologado como vehículo L1e, así que tendría que llevar matrícula, licencia y seguro, además sus usuarios tendrían que llevar casco.

Volkswagen Niu 1

Para detener al Streetmate se recurre a un conjunto de frenos de disco en ambos ejes dotados de frenada antibloqueo ABS y frenada regenerativa, mientras que en el tren delantero se incluye una pequeña suspensión para hacer más confortables los viajes.

SEAT Minimó es un coche eléctrico de 3,1 m²

Seat Minimo 006

De la mano de la marca española SEAT, el grupo Volkswagen también quiere ahondar en el nicho de los coches pequeños, ágiles y eléctricos con el SEAT Minimó como desde hace años mantiene Renault en su catálogo con el Twizy.

Esta plataforma de movilidad urbana pretende combinar la seguridad de un coche con la agilidad y la ocupación de espacio mínima de una motocicleta, manteniendo la posibilidad de transportar a dos personas. Mide 2,5 m de longitud y 1,24 m de ancho, ocupando 3,1 metros cuadrados frente a los 7,2 de un coche normal.

El Minimó tiene una autonomía de hasta 100 km pero cuenta con la posibilidad de intercambiar sus baterías, por lo que es especialmente interesante para particulares con dos o más baterías o para empresas de coches compartidos.

SEAT eXS: el patinete eléctrico español

Seat Exs Patinete Electrico 2019 3

También proveniente de SEAT es el SEAT eXS, un patinete eléctrico urbano con un precio de 599 euros que ya ha entrado en Madrid con su propio servicio de sharing con 530 unidades en la capital.

En realidad este SEAT es un Segway ES2 con ruedas de 8", y una velocidad máxima de hasta 25 km/h. Su peso es de 12,5 kg y equipa una batería de iones de litio de 187 Wh con la que es capaz de recorrer un máximo de 25 km (ampliable a 45 km con una segunda batería). La potencia que entrega el motor eléctrico es de 300 W y el tiempo de recarga para una carga completa es de 3,5 horas.

60 km de autonomía para la bicicleta Škoda Klement

Resize Klement El Prototipo Electrico De Dos Ruedas De Koda Para La Micromovilidad Urbana Sostenible 2

Enfocada en un uso más ocioso, la Škoda Klement abraza los 124 años de experiencia que la marca checa tiene en la fabricación de bicicletas. Este prototipo con muchos visos de convertirse en realidad fue presentado en el pasado Salón de Ginebra y devuelve a la firma a sus orígenes como fabricante de ciclos.

Su propuesta incluye un motor eléctrico de 4 kW (5 CV) que empujan a la Klement hasta 45 km/h porque no tiene pedales. Cuenta con dos baterías de iones de litio de 52 celdas que suman 1.250 Wh para alcanzar una autonomía de 62 km. No se conoce aún el tiempo de recarga. El peso del conjunto es de 25 kg, el freno de disco delantero tiene ABS y el trasero incorpora frenada regenerativa.

Un triciclo para reparto urbano

Volkswagen Cargo E Bike

La división de vehículos industriales de Volkswagen también ha querido lanzar su propuesta en el campo de la movilidad urbana. Por eso la Volkswagen Cargo e-Bike se alza como una solución eficiente pero ya conocida.

Se trata de una bicicleta de reparto con un chasis delantero apoyado sobre dos ruedas con suspensión. En su interior se aloja una plataforma plana sobre la que se puede colocar una carga de hasta 210 kg de peso. Además esta plataforma se inclina, evitando que los productos de su interior puedan volcar en las curvas.

Para mover toda esta masa, además de las piernas del repartidor se hace uso de un motor de 250 W montado en posición central que asiste al pedaleo hasta 25 km/h. La batería de iones de litio contiene 500 Wh y la autonomía puede alcanzar los 100 km.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio