Los trabajadores de Nissan Barcelona, en pie de guerra: ya preparan demandas para mejorar las condiciones de sus despidos

Los trabajadores de Nissan Barcelona, en pie de guerra: ya preparan demandas para mejorar las condiciones de sus despidos
7 comentarios

Con la última Pick-up Nissan Navara fuera de las líneas de producción y a escasos días del cierre definitivo de Nissan Barcelona se da el fin de una era. No solo para la marca, sino también para los trabajadores, principales afectados de la marcha de la marca nipona.

Con el no del que hasta hace apenas una semana era el principal candidato para la reindustrialización, el fabricante chino Great Wall Motors, el futuro para miles de trabajadores está pendiente de un hilo hasta que alguno de los proyectos inversores en cola tenga luz verde. 

La última asamblea de los sindicatos tuvo lugar esta semana, y decenas de ellos ya han presentado demandas o están a punto de hacerlo para reclamar a Nissan mejoras en su indemnización por despido.

En lucha por un despido justo

No será un fin de año tranquilo para los sindicatos de trabajadores de Nissan, pues muchos de los trabajadores que consideran su despido injusto, aseguran que llevarán a la marca a juicio.

Según los sindicatos, en su mayoría, “estas demandas corresponden a trabajadores que en han desempeñado trabajos de categorías superiores a las que figuraban en sus contratos”, y que ahora buscan el reconocimiento de su categoría laboral y por tanto, la mejora que les correspondería de cara a la indemnización por despido.

Según fuentes del sector, el secretario general del sindicato Sigen-USOC, Miguel Ruiz, ha confirmado que un mínimo de 50 trabajadores ya habrían buscado asesoramiento para llevar adelante las demandas pertinentes a través de un representante legal, ya que Nissan no había regularizado su situación antes de los despidos.

Estas demandas, que son individuales, llegarán a los juzgados de lo social de Barcelona los próximos días y se tendrán que resolver en los próximos meses.

En el acuerdo alcanzado en agosto de 2020 entre los sindicatos y la empresa para los 2.525 afectados por el ERE de cierre de las fábricas de Nissan de Barcelona, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca, se establecía que: “los trabajadores menores de 50 años percibirán una indemnización de 60 días por año trabajado sin tope de mensualidades, mientras que los empleados que consigan un empleo en el nuevo proyecto industrial que se pueda concretar cobrarán 50 días de sueldo sin tope de mensualidades y con un plus de 750 euros por año de antigüedad”.

Respecto a los empleados que tengan entre 50 y 54 años de edad, la empresa pagará el convenio especial con las cotizaciones de la Seguridad Social hasta su jubilación y aquellos que estén prejubilados ya, recibirán entre el 75% y el 90% del sueldo neto hasta cumplir los 61 años

Con el cierre definitivo de la fábrica previsto desde hace tiempo para el próximo día 31 de diciembre, los más de 2.500 trabajadores despedidos de Nissan Barcelona ya están recibiendo sus cartas de despido y preparándose para seguir luchando por su futuro.

En Motorpasión | La Comisión Europea concede las ayudas para fomentar el coche eléctrico en España: hasta 3.000 millones de euros

Temas
Inicio