Compartir
Publicidad

Tokio presenta su cuarta acusación contra Carlos Ghosn mientras Nissan podría rechazar una fusión con Renault

Tokio presenta su cuarta acusación contra Carlos Ghosn mientras Nissan podría rechazar una fusión con Renault
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El caso Ghosn bien podría ser el título de una trama de suspense; los guionistas lo tendrían fácil, pues apenas tendrían que adaptar el guión para hacerla interesante. Carlos Ghosn, el que fuera presidente de la Alianza Nissan-Renault-Mitsubishi consiguió la libertad tras 108 días en prisión y bajo una fianza de 8 millones de euros el pasado 11 de marzo.

Tres semanas después fue detenido nuevamente por nuevas acusaciones de malversación de fondos a la que se une una nueva: el supuesto desvío de cinco millones de dólares procedentes de Nissan que Ghosn usó, según la Fiscalía, en beneficio propio. Mientras tanto, suenan rumores de que Nissan rechazaría una integración ofrecida por Renault.

Denuncia por parte de Nissan

carlos ghosn

En su acusación, los fiscales han alegado que Ghosn se embolsó 2,5 millones de dólares procedentes de Nissan en julio de 2017 y otros 2,5 millones en julio de 2018 al desviar dinero a través de una tercera compañía "virtualmente de su propiedad".

Nissan ha presentado una denuncia formal contra el exejecutivo, relacionada con un supuesto abuso de confianza, y ha exigido sanciones:

"Nissan presentó la queja después de determinar que los pagos realizados por Nissan a una empresa de venta de vehículos en el extranjero a través de una subsidiaria fueron de hecho dirigidos por Ghosn para su enriquecimiento personal y no eran necesarios desde un punto de vista comercial", ha dicho la automotriz.

Ghosn ya había sido arrestado por tres cargos anteriores, incluido uno por abuso de confianza, y estaba esperando el juicio por tres acusaciones. Había pasado 108 días en detención tras su arresto inicial el 19 de noviembre, pero fue liberado el 6 de marzo con una fianza de 8 millones de euros y un auténtico circo planeado por su abogado (salió disfrazado de operario).

El empresario, de 65 años, estuvo libre menos de un mes antes de ser encarcelado nuevamente por este último cargo, y todo apunta a que seguirá en una prisión de Tokio hasta que se celebre el juicio. Ghosn ha negado cualquier delito. En un comunicado emitido después de su arresto, prometió que "no se rompería" y calificó el último arresto como "escandaloso y arbitrario".

El expresidente ha afirmado en diversas ocasiones que su arresto forma parte de un complot para evitar la fusión entre Nissan y su socio francés Reanult.

Según explica Autonews Europe, un portavoz de Ghosn asegura que es inocente de las "acusaciones sin fundamento", y sus abogados han vuelto a pedir la libertad bajo fianza. Se enfrenta a hasta 15 años de prisión si es declarado culpable.

Nissan podría haber rechazado la propuesta de fusión de Renault

Según la cabecera asiática Nikkei, Renault ha lanzado una nueva oferta de fusión con Nissan que el fabricante japonés estaría dispuesta a rechazar y optar por una relación de capital más equitativa.

Recordemos que Renault -cuyo mayor accionista es el Estado francés- tiene el 43,3 % de Nissan, mientras que Nissan tiene solo el 15 % en el fabricante de automóviles francés, pero sin derecho a voto.

De ser esto cierto, aumentarían las tensiones entre las dos compañías, cuya relación se ha visto muy afectada tras el caso Ghosn.

Renault, que confía en Nissan para obtener ingresos y tecnología, ha argumentado que la integración de la gestión maximizaría los beneficios dentro de la alianza automovilística franco-japonesa, que también incluye a Mitsubishi Motors de Japón.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio