Rimac se mete en la batalla de las baterías de 46 mm y mayor densidad energética: quiere llegar más lejos que Tesla

Rimac se mete en la batalla de las baterías de 46 mm y mayor densidad energética: quiere llegar más lejos que Tesla
1 comentario

En la batalla de los fabricantes de coches eléctricos por ofrecer autonomías cada vez mayores, la densidad energética de las baterías se ha convertido en un factor decisivo ya que determina la cantidad de energía que aquéllas pueden almacenar.

Tesla y Panasonic, con su proyecto de células de 46 mm de diámetro y 80 mm de alto (las conocidas 4680), encabezan esta carrera por el momento. Pero ahora se les une la competencia de Rimac quien acaba de anunciar que desarrollará sus propias celdas con el mismo grosor.

Baterías más capaces pero también más ligeras

Rimac Tech

Según informa Automotive News, Rimac Technology (la división de la marca dedicada al desarrollo de sus tecnologías de propulsión eléctrica) ya está trabajando en ello. No obstante, a diferencia de Tesla, los croatas crearán varias células con el mismo diámetro de 46 mm pero con distintas alturas.

Con esto último lo que Rimac busca es disponer de paquetes estructurales de baterías que directamente "se conviertan en parte del coche", tal y como afirma su jefe de investigación e ingeniería Wasim Sarwar Dilov.

Desde el punto de vista de la marca, esta filosofía les permite crear baterías más ligeras que las convencionales al reducir drásticamente la parte de su masa que no se debe a las propias celdas sino a otros componentes como los aislamientos internos o las cubiertas del paquete.

Rimac Tech

Por el momento ya han conseguido que el peso de las células represente un 67% de la batería del Nevera (cuya producción acaba de comenzar), si bien el objetivo de Rimac es lograr que esta proporción llegue hasta el 75% antes de 2025.

En esta última fecha la firma tiene previsto iniciar la producción en masa de estas nuevas celdas de 46 mm, para lo cual ya están explorando colaboraciones con varios fabricantes del sector cuyos nombres no han trascendido.

Y es que la marca croata quiere también convertirse en un proveedor masivo de baterías, fijándose como meta para 2028 un ritmo de producción anual superior a las 200.000 células. Parte de dicha producción, además, irá destinada a clientes fuera de sus alianzas con Hyundai, Porsche y Bugatti barajándose otros nombres de la élite de los hipercoches como Aston Martin o Koenigsegg.

Temas
Inicio