Renault quiere coches eléctricos con más autonomía y Airbus vender aviones eléctricos cuanto antes. Se han asociado para conseguirlo

Renault quiere coches eléctricos con más autonomía y Airbus vender aviones eléctricos cuanto antes. Se han asociado para conseguirlo
12 comentarios

En Renault están cambiando muchas cosas. En las últimas semanas, la marca del rombo ha vendido la mitad de su división de combustión a Geely, ha estrenado una estructura articulada en torno a cinco divisiones, ha anunciado la creación de coches virtuales y está barajando la venta del equipo de Fórmula 1.

Por si eso no fuera poco, la firma francesa acaba de anunciar que dedicará parte de sus esfuerzos a desarrollar aviones eléctricos e híbridos. Pero no es que Renault esté pensando en ampliar su negocio al mundo aeronáutico, sino que unirá fuerzas con Airbus para compartir tecnología. El objetivo de ambas empresas es avanzar más rápido hacia la electrificación compartiendo músculo.

La clave son las baterías de estado sólido

Renault 1

Renault ha dejado claro que su futuro pasa por la electrificación y está dando los pasos necesarios para convertirse en una marca 100% eléctrica cuanto antes, no solo para vender coches de cero emisiones, sino para explotar otras líneas de negocio derivadas, como la movilidad a través de Mobilize y sus vehículos propios.

Uno de esos pasos consiste en vender la mitad de su división de combustión a Geely. Pero no es el único. Y es que el grupo dirigido por Luca de Meo acaba de anunciar que tiene un nuevo socio que le ayudará a mejorar su gama eléctrica, pero no se trata de una compañía de automóviles, sino del gigante de la aviación Airbus.

Renault 3

Las sinergias están a la orden del día en el sector del automóvil y el Grupo Renault es uno de los mejores ejemplos. Desde hace tiempo mantiene alianzas con fabricantes como Nissan, Mitsubishi y Mercedes-Benz, lo que no esperábamos era ver el logotipo de la marca del rombo en las piezas de algún avión y viceversa, pero habrá que acostumbrarse porque Renault y Airbus acaban de unir fuerzas.

El objetivo de esta asociación firmada durante la última Cumbre de Airbus es que los equipos de ingeniería de la empresa aeronáutica y el fabricante del rombo desarrollen tecnologías de almacenamiento de energía de forma conjunta. Es decir, hacer baterías más capaces para vehículos eléctricos de largo alcance, tanto aviones como coches.

Renault 2

Para conseguirlo, Renault y Airbus tratarán de rebajar el peso de las baterías y buscar alternativas a las químicas actuales. ¿La solución? Baterías de estado sólido que dupliquen la densidad energética.

Los planes de ambas compañías pasan por tener lista esta tecnología a finales de esta década para utilizarlas en coches eléctricos y aviones eléctricos e híbridos. De esta forma, Renault pretende ponerse más cerca de Toyota, que es el fabricante de coches con la propuesta más firme en este campo, de momento.

El trabajo de I+D también abordará el ciclo de vida completo de las futuras baterías para reducir su huella de carbono, buscando nuevas soluciones para su producción y el reciclaje.

Temas