Compartir
Publicidad

Reino Unido planea cargos penales y multas ilimitadas para los tramposos de la industria automotriz

Reino Unido planea cargos penales y multas ilimitadas para los tramposos de la industria automotriz
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Reino Unido ha expresado su hartazgo con los sucesivos escándalos en la industria automotriz a través de contundentes medidas que prevé poner en marcha. El gobierno británico ha comunicado así sus planes de penalizar a los fabricantes de automóviles que intenten engañar en las emisiones de gases contaminantes. Y quieren hacerlo con cargos penales que vayan más allá de las normas europeas.

Una lucha contra el fraude y la lupa puesta en las importaciones

London 2820669 960 720 1

Sabemos Oxford se ha unido a la tendencia de desterrarlo todo menos los vehículos alternativos (véase eléctricos, híbridos...). La fecha está fijada en 2020, año en el que se prohibirá la entrada al centro de vehículos diésel y gasolina.

Desde el Consejo Municipal de Oxford han declarado que todos los que utilizan vehículos gasolina o diésel contribuyen a empeorar el aire tóxico de la ciudad, y que eso tiene que cambiar. Y ante el alud de escándalos por parte de la industria del motor, con centro neurálgico en Alemania, el gobierno británico va a endurecer su legislación ante el engaño.

Las medidas, que se han sometido a consulta pública, tienen como objetivo evitar que se repita el escándalo del Grupo Volkswagen que afectó a 1,2 millones de automóviles en Gran Bretaña. Recordemos que en Europa no ha habido compensación.

Bus 3013054 960 720 1

Tal y como recogen Automotive News y Reuters, el ministro de Transporte, Jesse Norman, ha declarado lo siguiente:

"Continuamos tomando las acciones inaceptables de Volkswagen con extrema seriedad, y estamos preparando nuevas medidas para tomar medidas enérgicas contra las trampas de emisiones en el futuro". "Aquellos que hacen trampa deben ser tenidos en cuenta en este país, legal y financieramente, por sus acciones".

Vw 2

La nueva legislación, que incluye cargos penales y multas económicas, podría extenderse a todas las importaciones que introduzcan productos no conformes al Reino Unido. Las propuestas se presentarán en una consulta gubernamental, otorgando a la industria automotriz y otras partes interesadas la oportunidad de expresar su opinión antes de que se forme una nueva normativa.

Gran Bretaña ya advirtió que prohibirá la venta de todos los nuevos automóviles diésel y gasolina a partir de 2040, siguiendo los planes de Francia y los alcaldes de París, Madrid, Ciudad de México y Atenas, que pretenden prohibir los vehículos diésel de sus centros urbanos en 2025.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos