Publicidad

Plaza de España podría quedarse sin su paso de peatones gigante: la Comunidad de Madrid paraliza las obras

Plaza de España podría quedarse sin su paso de peatones gigante: la Comunidad de Madrid paraliza las obras
9 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace justo un mes el Ayuntamiento de Madrid comenzó las obras de remodelación de la Plaza de España, que contempla el aumento de las zonas peatonales y arboladas, además de la inclusión de un nuevo y enorme paso de peatones al estilo del ubicado en Shibuya (Tokio).

Tareas que han sido paralizadas hoy por la Comunidad de Madrid, que argumenta que dichas actuaciones carecen del necesario "control y seguimiento arqueológico y paleontológico de los movimientos de tierras".

No es la primera batalla que libran ayuntamiento y gobierno autonómico en los últimos tiempos. La Comunidad de Madrid ya intentó detener la puesta en marcha de Madrid Central presentando un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) el pasado mes de noviembre, el cual no fructiferó, y ahora ha hecho lo propio con una de las obras de mayor calado planificadas por el gabinete de Manuela Carmena: la modificación de la Plaza de España.

Previsiblemente será la última contienda que libren consistorio y comunidad con la formación de un nuevo gobierno, aunque el movimiento de pactos mantiene la incertidumbre y aún no está claro que el Partido Popular vaya a regir en el ayuntamiento y la autonomía con el apoyo del resto de grupos del frente conservador.

Garantizar la conservación de los restos arqueológicos

Welcome To Mother Nature 12

Según informa el diario El Mundo, la administración regional ha tomado esta decisión después de que técnicos del gobierno de Pedro Rollán, ahora presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, se personaran en Plaza de España y constataran que el consistorio no ha tenido en cuenta "una de las condiciones impuestas por las autoridades regionales para dar el visto bueno al proyecto" y que exigía que las obras aseguraran la protección de los restos antiguos documentados de la zona.

De esta manera, quedan paralizadas los trabajos de remodelación que comenzaron hace apenas un mes y cuya finalización está programada para febrero de 2021. Ahora, los responsables municipales tendrán un plazo de diez días para presentar las alegaciones y documentación oportunas, a fin de demostrar que se está garantizando la conservación de los restos arqueológicos y paleontológicos ubicados en Plaza de España.

Y es que, tal y como sostiene el gobierno autonómico, esta zona forma parte del Recinto Histórico de la Villa de Madrid, que en 1993 fue declarada Bien de Interés Cultural.

¿Se quedará Madrid sin su paso de peatones gigante?

Paso Peatones Plaza Espana Madrid

Fue en febrero de 2017 cuando los madrileños pudieron votar el proyecto urbanístico de remodelación del centro de Madrid, en el que se incluía la ampliación de la zona peatonal de Gran Vía o la propia modificación de la Plaza de España.

El escogido por los ciudadanos fue el Proyecto X, 'Welcome Mother Nature' que, como ha ocurrido con la mayoría de los cambios aportados por Manuela Carmena en la capital, contemplaba la ampliación de las zonas peatonales y verdes. Las empresas PACSA y FCC fueron las elegidas para la adjudicación de dicha obra, cuya inversión ha rondado los 62 millones de euros.

El proyecto de la nueva Plaza de España abarca una superficie de 70.450 metros cuadrados de los que casi 60.000 están destinados a los viandantes, con especial hincapié en personas con movilidad reducida y zonas de juego infantil, además de 1.675 metros cuadrados para carriles bici.

Pero sin duda, lo más llamativo de este plan de remodelación es la creación de un gigantesco paso de peatones, que se situará en la confluencia entre las calles de Gran Vía, De los Reyes, Cuesta de San Vicente y Princesa y que permitirá a los paseantes cruzar simultáneamente en todas direcciones. En pocos días sabremos si este proyecto sigue adelante o queda finalmente suspendido.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir