Compartir
Publicidad

La patronal de VTC acusa al Ejecutivo catalán de ofrecerles seguir operando de forma irregular

La patronal de VTC acusa al Ejecutivo catalán de ofrecerles seguir operando de forma irregular
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La patronal de empresas que operan con vehículos de transporte concertado, más conocidos como VTC, ha acusado a la Generalitat de haberles ofrecido "un pacto corrupto", según detalla El País, para que siguieran operando tras el decreto ley que les obliga a precontratar sus servicios con 15 minutos de antelación.

Las licencias VTC se quedarán en un cajón

Uber

Según Josep Maria Goñi, presidente de la patronal en Cataluña, fue el secretario general de Movilidad, Isidre Gavín, el que ofreció a las VTC seguir operando de forma irregular ya que las sanciones no tendrían efecto: se archivarían las multas que les impusieran los Mossos d'Esquadra y las policías locales.

En declaraciones de Goñi, durante su última reunión con los responsables de Territorio y Sostenibilidad, los altos cargos aseguraron al sector que el decreto no les afectaría, e incluso se comprometieron a que pudiesen continuar con su actividad de forma irregular:

"Así pretendía contentar a los taxistas y al Área Metropolitana de Barcelona, salvar el Mobile World Congress e intentar contentarnos a nosotros ofreciéndonos seguir trabajando ilegalmente. Pero dijimos que no", explica en declaraciones a El País.

Según se ha hecho eco el diario.es, el consejero de Territorio, Damià Calvet, lo ha negado: "Es una vez más una muestra de voluntad de confrontación y de engañar al ciudadano".

Tras la aprobación por parte del Ejecutivo catalán de un decreto ley que obliga a precontratar con 15 minutos de antelación los servicios de los VTC, Uber y Cabify han anunciado el cese de su actividad en Barcelona.

Una decisión que, según alerta Eduardo Martín, presidente de Unauto-VTC, "es uno de los mayores ERE que se llevan a cabo en Cataluña en los últimos 40 años, y solo hay un responsable, el señor Calvet, que no ha dudado en ceder al chantaje del taxi".

Martín ha asegurado que las licencias VTC se quedarán en un cajón y que no piensan negociar con la Generalitat.

En el aire quedan, según datos de la patronal, 3.500 puestos de trabajo. Por el momento, Vector Ronda (la mayor empresa que opera con Cabify), Moove Cars (que trabaja para Uber) y Auro New Transport prevén presentar hoy formalmente sus respectivos expedientes de regulación de empleo.

Por otro lado, la Generalitat está estudiando crear un fondo especial para recomprar las licencias, tanto de taxi como de VTC, para acabar con la especulación. Según la agencia EFE, Calvet, ha anunciado que el Ejecutivo no da por perdido los servicios de los VTC y planteará una batalla jurídica.

En palabras de Cabify, el 98,5 % de los viajes a través de su app están por debajo de los 15 minutos de espera. Sin embargo, estas empresas ni siquiera han esperado a comprobar la reacción de sus usuarios antes de anunciar despidos. ¿Y si sus clientes hubieran estado dispuestos a esperar 15 minutos?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio