Compartir
Publicidad

Uber y Cabify hacen oficial su adiós a Barcelona, entre anuncios de ERE para sus trabajadores

Uber y Cabify hacen oficial su adiós a Barcelona, entre anuncios de ERE para sus trabajadores
81 Comentarios
Publicidad
Publicidad

"Hoy tenemos malas noticias. Ante las restricciones a las VTC aprobadas hoy por la Generalitat de Catalunya, nos vemos obligados a suspender el servicio de Uber X en Barcelona a partir de mañana, viernes 1 de febrero". Este es el mensaje que Uber está enviando a sus usuarios para advertir del cese de su actividad en la ciudad Condal, mientras que Cabify hará lo propio mañana, informando a sus usuarios de lo que denominan una "expulsión" de Cataluña.

Esta es la consecuencia directa de la aprobación por parte del Ejecutivo catalán de un decreto ley que obliga a precontratar con 15 minutos de antelación los servicios de los VTC.

El 98,5 % de los viajes en Cabify, por debajo de los 15 minutos de espera

Cabify

Según Uber, necesitan "una regulación justa que tenga en cuenta a los miles de conductores y usuarios de VTC, que hoy ven desaparecer su medio de vida y su libertad de elegir cómo se mueven por su ciudad". Uber asegura que la obligación de esperar 15 minutos para viajar en VTC no existe en ningún lugar de Europa, algo incompatible además con la inmediatez de servicios bajo demanda como son Uber y Cabify.

Una decisión indefinida siempre y cuando las restricciones que planea el Govern continúen adelante y que sigue la línea de la principal flota de Cabify en Barcelona, que este viernes comunicará un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) a sus trabajadores que podría llegar a los 1.000 despidos.

"La nueva regulación que quiere implantar la Generalitat significa nuestra expulsión de Barcelona para satisfacer al sector más radical del taxi, provocando más paro y menos libertad. Hemos ofrecido soluciones donde cabemos todos pero se nos ha ignorado", ha dicho Cabify.

En este sentido, la empresa española, que cuenta con 1 millón de usuarios registrados en Barcelona, comunicará mañana a sus usuarios a través de su app su marcha y la de sus empresas colaboradoras de Cataluña y Barcelona, pues, según datos de la empresa, el 98,5 % de los viajes gestionados a través de la app de Cabify están por debajo de los 15 minutos de espera.

"Las medidas artificiales y altamente restrictivas que este Decreto Ley impone de manera inmediata al sector VTC, destruyen por completo el mercado en el que se venía trabajando y gracias al cual se han generado más de 3.000 empleos en Catalunya.", ha comunicado Cabify.

La multinacional californiana Uber consiguió regresar a Barcelona en marzo de 2018 tras tres años de parón por motivos judiciales. Por entonces, operaba con UberPop, un sistema a través del cual cualquier conductor podía poner en práctica una especie de 'carpooling' e ir recogiendo a pasajeros que estuvieran en su ruta.

"Hace casi un año volvimos a Barcelona con un compromiso: hacer las cosas bien. Desde entonces, más de medio millón de personas nos habéis elegido para moveros por la ciudad. Y miles de conductores han encontrado en Uber una manera de ganarse la vida", reza el comunicado.

Unauto anuncia varios ERES

La patronal de los VTC, Unauto, ha confirmado que ya son varias las empresas del sector que han empezado a tramitar diferentes expedientes de regulación de empleo. El viernes 1 de febrero, día en el que entra en vigor el nuevo decreto, los presentarán a la autoridad laboral.

Es más que probable que la empresa gestora Vector Ronda Teleport, ligada a Cabify y que tiene más de 600 autorizaciones en posesión, despida a sus 660 empleados. La extinción de la plantilla puede afectar alrededor de a mil trabajadores, teniendo en cuenta Forever Tour Dream y Vector Ronda Telport.

Otra de las empresas que es probable que presente un ERE próximamente es Auro, que gestiona cerca de 400 autorizaciones VTC en Barcelona.

En Madrid, el sector del taxi continúa una huelga indefinida que comenzó hace 11 días.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio