Publicidad

Nissan y Ghosn, condenados en EEUU con 16 millones de dólares por ocultar 140 millones a sus inversores

Nissan y Ghosn, condenados en EEUU con 16 millones de dólares por ocultar 140 millones a sus inversores
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Nissan y el expresidente de Renault-Nissan, Carlos Ghosn, han acordado pagar un total de 16 millones de dólares a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC por sus siglas en inglés) para dar por finalizadas las acusaciones referentes a la ocultación de 140 millones de dólares en compensaciones a Ghosn.

Se trata del primer acuerdo legal de una serie de escándalos relacionados con el caso Ghosn, que será juzgado en Japón en una primera vista judicial en abril de 2020 por cuatro casos de abuso de confianza y malversación de fondos.

Ghosn cierra un capítulo en EEUU, pero le espera lo peor en Japón

Carlos Ghosn

Nissan ha recibido una multa de 15 millones de dólares y Ghosn, que no podrá ejercer como director ejecutivo durante una década, ha asumido el resto.

Desde 2009 hasta el año fiscal 2018, el exdirector, con la asistencia sustancial de sus subordinados, participó en un plan para ocultar a los accionistas más de 90 millones de dólares en compensaciones, según una queja presentada el lunes en el tribunal federal de Manhattan.

El organismo de vigilancia estadounidense dijo que, en total, Nissan omitió en sus cuentas más de 140 millones de dólares para pagar a Ghosn durante su jubilación. Y es que una cláusula de 2011 le permitió elegir si quería recibir el dinero de un acuerdo de compensación en dólares o en yenes, lo que resultó en un aumento de aproximadamente 22 millones en pagos de jubilación, según la SEC.

Esta gran cantidad de dinero daría una mala imagen a la compañía, y esa sería la razón, supuestamente, por la que decidirían ocultarlo.

Ghosn, con la ayuda del director Greg Kelly (y que ha asumido una multa de 100.000 dólares) decidió estructurar los pagos después de su retiro para evitar que se hicieran públicos. La SEC dijo que Nissan colaboró en estas retribuciones tras delegarle el poder para establecer compensaciones económicas a ejecutivos y directores.

Ni Ghosn ni Nissan han admitido o negado los hechos, aunque el fabricante ha confirmado que ha resuelto las acusaciones y que "está firmemente comprometido a seguir cultivando un gobierno corporativo fuerte", según explica en un comunicado.

Aunque la Fiscalía japonesa aún no ha confirmado la fecha exacta del inicio del juicio al expresidente, es previsible que el tribunal de Tokio organice hasta tres sesiones semanales a partir del 21 de abril de 2020.

Ghosn fue detenido en noviembre de 2018, y tras algunas breves -y mediáticas- salidas de prisión bajo fianza, se encuentra actualmente bajo arresto domiciliario en su residencia de Tokio. Se le acusa de no haber declarado retribuciones económicas de Nissan, de transferir pérdidas personales a la compañía y de abuso de confianza relacionado con la transferencia de fondos de intermediarios de Nissan a Arabia Saudita y Omán.

Su detención ha provocado un cisma en la alianza Renault-Nissan y ha salpicado al CEO de la firma nipona, Hiroto Saikawa, que hizo efectiva su salida de la compañía hace tan solo unos días tras admitir remuneraciones que excedían lo estipulado.

El director de operaciones de la compañía, Yasuhiro Yamauchi, ha empezado a ejercer como CEO interino hasta que se designe, probablemente el mes que viene, un sucesor definitivo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir