Nissan Barcelona está más cerca de convertirse en un hub de electromovilidad, pero aún hay jugadores en el tablero

Nissan Barcelona está más cerca de convertirse en un hub de electromovilidad, pero aún hay jugadores en el tablero
9 comentarios

Siguen las conversaciones para determinar el futuro de Nissan Barcelona, y de momento hay dos opciones que casi con seguridad serán las elegidas: el proyecto del fabricante de motos eléctricas Silence en la planta de Montcada y el hub de electromovildad de QEV Technologies para hacerse cargo de Zona Franca y Sant Andreu.

Pero al igual que hiciera Great Wall, QEV Technologies pide las mismas condiciones en cuanto a ayudas públicas.

Los principales proyectos para reindustrializar Nissan Barcelona

Silence

Según ha explicado en un comunicado CCOO de Catalunya, hay dos proyectos muy maduros, pero no son los únicos:

  • Silence: este proyecto opta a la Planta de Montcada y ya hay acuerdo en el tema de activos a falta de fijar la cantidad económica y determinar las condiciones de los trabajadores.
  • Hub de la catalana QEV Technologies: este es el proyecto industrial prioritario para hacerse cargo de Zona Franca y Sant Andreu, sin descartar Montcada para la estampación. No obstante, es necesario llevar a cabo un estudio de viabilidad del proyecto junto con una serie de requerimientos de carácter económico y organizativo.
  • Punch: este proyecto ha tenido en los últimos días reuniones con la consultora KPMG y con el Hub para ver la posible compatibilidad de ambos proyectos, pero según explica el sindicato, la belga Punch no ve compatible su negocio ya que se consideran competencia directa. En la carta que han hecho llegar a la mesa, aparte de explicar este tema, han vuelto a incidir en el interés expreso que siguen teniendo en reindustrializar las tres plantas actuales de Nissan.

También hay sobre la mesa la propuesta de Mecalux, con un proyecto relacionado con la logística, una opción que desde CCOO no van a estudiar de momento: "Para nosotros la prioridad siguen siendo los proyectos industriales donde el empleo que se genera es más estable", ha dicho el sindicato.

En este escenario, QEV Technologies prevé invertir 1.000 millones de euros en una primera fase y promete la creación de 1.800 empleos, pero pide un nivel mínimo de ayudas públicas del 20 % de la inversión.

Punch
La cúpula directiva de Punch, con Andy Palmer en el extremo izquierdo.

Su propuesta, que aspira a ser la ganadora, pasa por crear un ecosistema para fabricar coches eléctricos y furgonetas junto a fabricantes como Hispano Suiza, Lupa Motors o Inziley Ronn Motor.

El próximo 21 de enero la mesa de reindustrialización se volverá a reunir para intentar tomar una decisión. Hace 15 días el último Nissan fabricado en España salió de la línea de montaje, marcando el fin de una era.

En Motorpasión | Los orígenes del Nissan Z Proto: del Datsun 240Z al Nissan 400Z van 50 años de historia de coches deportivos alucinantes

Temas
Inicio