Compartir
Publicidad

La Unión Europea vigilará por primera vez las emisiones de los nuevos camiones y autobuses

La Unión Europea vigilará por primera vez las emisiones de los nuevos camiones y autobuses
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los vehículos pesados también forman parte del plan europeo para reducir las emisiones de CO₂, y por primera vez, los representantes del Parlamento y del Consejo Europeo han llegado a un acuerdo que afecta a los camiones, autocares y autobuses. La nueva normativa vigilará y controlará las emisiones y los datos de consumo de combustible de los vehículos nuevos y prevé multas si esta información no es comunicada y enviada a un registro central.

Más transparencia a la hora de comprar

Daimler2

Es la primera vez que la legislación europea pone en el punto de mira a los vehículos pesados, y lo hace dentro de una estrategia de movilidad sostenible y baja en emisiones de carbono. Los fabricantes controlarán e informarán acerca de los niveles de emisiones y CO₂ de los vehículos nuevos registrados, niveles que vendrán determinados por la herramienta VECTO (Herramienta de Cálculo de Consumo de Energía de los Vehículos o Vehicle Energy Consumption Calculation Tool por sus siglas en inglés).

La Comisión hará pública la información a través de la Agencia Europea de Medio Ambiente, para permitir la comparación entre distintas marcas y modelos. Se excluirán, eso sí, los datos que puedan revelar información importante para la empresa de cara a su nivel competitivo, como los relacionados con distribuidores o números VIN.

Iveco Truck

Además, la Comisión establecerá multas administrativas en caso de que los fabricantes no informen de los datos recogidos o los manipulen.

Pero hay más, y es que Europa también pondrá en marcha pruebas para verificar los consumos de combustible y las emisiones de CO₂ de los vehículos pesados que ya están en circulación. El objetivo es reducir estos gases contaminantes un 20 % en 2030 respecto a los niveles de 2008. Asimismo, con esta medida se pretende que aumente la transparencia para que el sector de transportes tome decisiones basadas en la movilidad sostenible a la hora de comprar vehículos pesados.

Paris

Por el momento no se han revelado más detalles sobre este plan, pero aún ha de ser aprobado formalmente por los 28 y la Eurocámara y entrará en vigor 20 días después de su publicación en el Diario Oficial de Unión Europea.

Con la entrada en vigor del Acuerdo de París, la comunidad internacional (con la excepción de Estados Unidos) se ha comprometido a avanzar hacia una economía moderna baja en carbono. Los nuevos límites de emisiones de CO₂ apuntan directamente a la industria automovilística, que deberá conseguir de aquí a 2030 que sus vehículos contaminen un 15 % menos en 2025 y un 30 % menos en 2030 respecto a 2021.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos