Compartir
Publicidad
Publicidad

La filosofía del "low-cost" gana adeptos

La filosofía del "low-cost" gana adeptos
Guardar
151 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Por qué marcas como Porsche, Audi, BMW, Mercedes-Benz o Saab se han hinchado a vender en los últimos años, incluso en nuestro país? Era el momento del milagro económico, el dinero fácil para préstamos y una visión del automóvil como signo de ostentación. Esta tendencia va en claro descenso.

En 2006, solo el 5% de los conductores aceptaba comprar un coche nuevo barato, para ir de A a B, sin equipamiento superfluo, ni de segmentos Premium… que le lleve y le traiga, básicamente. En la actualidad, como una tercera parte de los conductores piensan así en Europa. Lo dice un estudio de Cetelem que se hace anualmente.

En nuestro país, el 17% de los conductores está dispuesto a pagar como mucho 8.000 euros por un coche nuevo, el 43% entre 8.000 y 12.000 euros y el resto, el 40%, se gastaría más dinero. En Europa la distribución es más racional, 30% hasta 8.000 euros, 40% entre 8.000 y 12.000 y 30% el resto.

Hyundai i30

Marquitis versus low-cost

Hay gente sin complejos que solo quiere un coche que le transporte, hasta 12.000 euros en intención de compra hablamos en España de un 60% de los compradores. Y lo cierto es que en ese rango de precio casi todo son coches pequeños: segmento B y algunos de segmento C.

En relación a la inflación, el equipamiento y la tecnología, los coches tienen los mejores precios ahora que en los últimos años. Pero eso de poco sirve si baja el poder adquisitivo de los compradores, entonces se aprecia menos un Premium… incluso se desprecia por caro, aunque sea de más calidad.

¿Podemos comprar compactos por 12.000 euros? Hay ofertas, pero desde luego hay que olvidarse de equipamiento abundante, motores potentes e incluso mecánicas diesel. Por ejemplo están los Chevrolet Lacetti (10.930 euros), Fiat Bravo (11.450 euros), Hyundai i30 (11.899 euros) o Kia cee’d (11.883 euros). Todos gasolina y esenciales.

Fiat Bravo

Está claro que ya no es fácil meter el coche en la hipoteca “por un poquito más” y ver a gente de clase media con coches en torno a 30.000-60.000 euros… que cuando van a la primera revisión oficial se quedan tiritando cuando ven la factura, o lo que cuesta cambiar las ruedas.

La filosofía de marcas como Dacia está en auge. Ofrecen un utilitario por 7.500 euros (Sandero), una berlina por 9.175 euros (Logan), un familiar por 8.870 euros (Logan Break) e incluso un todocamino por 11.900 euros (Duster). Están todos por debajo de 12.000 euros, en sus precios iniciales claro está.

No hablamos en ningún momento del mercado de segunda mano, que está ahí y permite comprar muy buenos coches a precios muy razonables. Nos centramos en el caso de los coches nuevos. Los precios que he dado son oficiales con los descuentos comerciales vigentes.

Opel Meriva

Hay varios modelos conocidos por todos que van subiendo de segmento. Por ejemplo, los Opel Meriva apenas se venden en versiones básicas, cada vez los clientes piden más equipamiento. ¿Y qué hace el típico cliente de versión básica? Fácil, irse a un modelo más barato, en la propia casa o en la competencia.

Si la necesidad aprieta al bolsillo toca bajar de segmento. Del coche de segmento D Premium (Audi A4, BMW Serie 3, Lexus IS...) bajamos al segmento D o al C Premium (Audi A3, BMW Serie 1, Mercedes-Benz Clase A...) y así sucesivamente. ¿Pero cuál es el coche más barato del mercado español?

A día de hoy, es el Suzuki Alto, por 6.108 euros. Por debajo de 7.000 euros también está el Chevrolet Spark (6.795 euros), Tata Indica (6.817 euros) y Citroën C1 (6.981 euros). Por debajo de un millón de pesetas ya no se vende nada. Ojo, que 6.000 euros de ahora no son 1.000.000 de pesetas de 1990.

Citroen C1

Un duro y trágico despertar

En una presentación estuve con la oreja atenta a una conversación de periodistas de motor veteranos. Comentaban que las campas de las empresas de renting están llenas de coches de segmento Premium cuyos dueños cancelaron los contratos o les caducaron. Muchos esperan comprador.

El mercado de segunda mano es un espejo de eso, coches como el Porsche Cayenne se pueden sacar a muy buenos precios y repletitos de extras. España despierta del sueño del milagro del dinero fácil. Ahora la financiación es difícil, si no hay más pasta, pues es lo que hay, lo ahorrado y letras pequeñas.

La marca que más ha crecido en el mercado español en lo que va de año respecto a 2009 es Dacia (+122,89%, ya venden tanto como Škoda), seguida de Hyundai (+86,12%), SsangYong (+60,67%), Fiat (+53,23%)... venden coches más acordes a los tiempos que corren. A río revuelto, ganancia de pescadores. Y ojo, que es un año bastante malo en ventas…

Porsche Cayenne Hybrid

También podemos encontrar marcas Premium que venden más este año que el anterior, como Audi (+7%), Ferrari (+10,14%), Porsche (44,83%)... pero esos incrementos ya no se deben tanto a la clase media, sino a la gente adinerada, pues hablamos de volúmenes de cifras más bien bajos comparados con marcas generalistas.

Hay varios fabricantes que se están pensando el caso Dacia, bajar la calidad de los coches para hacerlos más accesibles, quitándoles tecnología y equipamiento. No hablamos de coches para mercados en vías de desarrollo, pero sí adaptados a un panorama económico muy desfavorable.

El low-cost está en auge como concepto. Renault aún no da crédito al rendimiento de su marca secundaria Dacia, que está siendo tremendamente rentable vendiendo en Europa a gente de clase media coches pensados inicialmente para países en vías de desarrollo. ¿Quién será el siguiente en dar ese paso adelante?

Vía | El Mundo Motor
Fuente | Cetelem, FACONAUTO

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos