El grafito, imprescindible para fabricar baterías de coches eléctricos, empieza a escasear en China y las previsiones son preocupantes

El grafito, imprescindible para fabricar baterías de coches eléctricos, empieza a escasear en China y las previsiones son preocupantes
7 comentarios

Mientras buscan por todo el mundo los recursos de litio, níquel y cobalto necesarios para mantener a China en la cima mundial de los vehículos eléctricos, los fabricantes chinos de baterías y automóviles empiezan a preocuparse seriamente por el suministro de otro mineral que tienen más cerca de casa: el grafito.

Este mineral se utiliza sobre todo en su forma sintética para el extremo negativo que tiene cada batería de iones de litio, conocido como ánodo. En la actualidad, alrededor del 70% de todo el grafito a nivel mundial procede de China, y hay pocas alternativas viables aún para las baterías.

Los pronósticos no son buenos y el tiempo apremia

Con el cambio de paradigma que vive hoy en día la industria automotriz hacia una movilidad más sostenible y enfocada directamente a los vehículos eléctricos, los productores chinos tienen mucho trabajo para satisfacer la demanda mundial de grafito, que en los últimos años ha ido aumentando de forma exponencial, sin que aparentemente haya una previsión ajustada por su parte a la demanda real.

Según los cálculos de la consultora Benchmark Mineral Intelligence (BMI) ya en 2022 habrá un déficit de aproximadamente 20.000 toneladas de grafito: cantidad suficiente para fabricar baterías capaces de alimentar aproximadamente unos 250.000 vehículos eléctricos.

Así, tal y como recoge Reuters, los principales fabricantes de baterías para vehículos eléctricos a nivel mundial, como Contemporary Amperex Technology Co Ltd (CATL), estarían empezando a estar verdaderamente preocupados por asegurar el suministro de materiales clave para ellos como el grafito, y poder cumplir con el ritmo de pedidos que tienen y que no deja de aumentar.

Mineros

Según las fuentes de la agencia internacional, “la demanda de clientes como Tesla está creciendo demasiado rápido respecto al ritmo al que se ha ido ajustando el suministro de materias primas desde China". Los recientes problemas con el carbón y el racionamiento de la electricidad -que ya afecta tanto a los particulares como a las empresas- habrían agravado la situación.

En el gigante asiático se producen el 60% de los vehículos eléctricos a nivel mundial, incluyendo algunos modelos de marcas como Tesla, Volvo, Polestar o BMW, según datos de Jato Dymamics. A modo de ejemplo, casi la mitad de las ventas mundiales de Tesla entre enero y septiembre de 2021 correspondió a coches fabricados por su Gigafactoría de Shanghái.

En cuanto a ventas, las marcas de automóviles chinas aglutinan el 45% del total a nivel global (en contraste con la cuota de mercado del 15% que tienen en el mercado de turismos de todo tipo de combustibles). Eso sí, alrededor del 95% del volumen de vehículos eléctricos vendidos por las marcas chinas se concentra en su propio mercado.

Coches

Como reflejo del rápido crecimiento del mercado de vehículos eléctricos, el sector automovilístico chino vendió 2,99 millones de vehículos eléctricos e híbridos enchufables en los primeros 11 meses de 2021, lo que supone un aumento del 170% respecto al mismo periodo de 2020.

Por el momento la marca capitaneada por Elon Musk sigue líder en cuanto a cuota de mercado mundial de eléctricos, seguida por SAIC (de General Motors y Wuling), que este año ha ganado muchos puntos gracias al Hong Guang Mini, el microcoche eléctrico más vendido de China en la actualidad.

Los próximos Juegos Olímpicos de Invierno en Pekín harán que el suministro de grafito pueda ser aún más escaso ya que “las autoridades podrían ordenar a las industrias que consumen mucha energía y emiten muchas emisiones (como las que se dedican a la producción de grafito), que reduzcan su actividad” de cara a dar una buena imagen en el evento, según el experto analista del BMI, George Miller.

Preciosgrafito Bmi
Precios históricos del grafito. Fuente: Benchmark Mineral Intelligence (BMI)

A todo lo anterior se añade el hecho de que las minas de grafito del noreste de China tienden a cerrar durante los meses de invierno por las temperaturas extremadamente frías, lo que deja a los procesadores de grafito sin otra opción que tratar de cumplir con los pedidos con las pocas existencias que tienen.

En consecuencia, los precios de las escamas de grafito de grado anódico en el mercado nacional chino han subido casi un 40 % en lo que va de año, y están a un precio de 4.500 yuanes (unos 628 euros) por tonelada, a nivel de los máximos históricos registrados en 2018 según BMI.

En Motorpasión | La crisis energética china promete un caos para la industria automotriz en Europa. Del efecto mariposa a la sangría de puestos de trabajo

Temas
Inicio