Publicidad

Los fabricantes de coches reciben con buenas palabras al nuevo Gobierno y piden a Sánchez más apoyo al 'made in Spain'

Los fabricantes de coches reciben con buenas palabras al nuevo Gobierno y piden a Sánchez más apoyo al 'made in Spain'
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Después de mucho tiempo hablando de un 'Ejecutivo en funciones', Pedro Sánchez ha conseguido, en una ajustada votación, formar un gobierno de izquierdas. Los 22 ministerios tendrán una ardua tarea por delante, entre las que destacan la renovación del Poder Judicial, la reforma de las pensiones y un tema prioritario: la lucha contra el cambio climático.

Esta esfera toca de cerca a los fabricantes de coches, que afrontan objetivos de emisiones cada vez más ajustados. No obstante, la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), ha valorado "muy positivamente" la continuidad de Reyes Maroto al frente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Faconauto por su parte se ha mostrado más reivindicativa.

Maroto, ante el reto del cambio en el sector automotriz

Nissan Fabrica

Los tres ministerios que tocan más de cerca a los fabricantes son el de Industria, capitaneado por Maroto, el de Transición Ecológica y Reto Democrático, que asume Teresa Ribera, y el de Transporte Movilidad y Agenda Urbana, en el que también repite José Luis Ábalos. Y no lo van a tener fácil.

Nos encontramos en un momento de transición, como bien define el nombre del ministerio de Ribera, en materia ecológica y en materia industrial. Aunque 2050 se nos antoja un escenario lejano, quizá no sea posible ni siquiera fijar un marco que defina la hoja de ruta para conseguir la neutralidad en emisiones de CO₂ para entonces.

La ley de cambio climático se antoja una prioridad para un Gobierno que por sí solo no puede sacarla adelante. También la titular de Comercio, Maroto, va a tener difícil conseguir impulsar un cambio en el sector automotriz que guste a todos y que además cumpla con su objetivo: encontrar un modelo sostenible y ecológico.

Por otro lado, Maroto deberá luchar por las fábricas de producción españolas y por la temida deslocalización. Un tema crucial si tenemos en cuenta que la industria de la automoción representa el 10 % del PIB en España.

Autovia

Y finalmente tenemos a Ábalos, siempre en primera línea de batalla en cuanto al perseguido modelo-rentable-de-financiación-de-autopistas-de-peaje. Con varias autopistas de peaje liberalizadas (y las que quedan), una subida paralela en otras que aún gozan de prórrogas de contrato de aquí a varias décadas y la promesa de un autovía a Cuenca en el aire, Ábalos tiene trabajo.

Como trasfondo, en España las matriculaciones de turismos cerraron el año con una caída del 4,8 %, con 1.258.260 unidades entregadas, con la nota positiva del auge en las ventas de coches eléctricos.

No obstante, todos los fichajes de Sánchez han sido recibidos con buenas palabras por parte de ANFAC, que cree que la formación del nuevo Gobierno "servirá sin duda para alcanzar la tan ansiada estabilidad en España y trabajar en su crecimiento como una de las principales economías y sociedades europeas".

Para la asociación, el mantenimiento de la cartera de Industria "es un signo de la importancia que el Gobierno está dando a este sector tan relevante en la economía española".

ANFAC también ha reconocido la importancia del Plan Estratégico de Apoyo Integral al Sector de Automoción, que habría de servir como hoja de ruta para impulsar las reformas industriales que potencien el liderazgo industrial de España.

Por su parte, la patronal de concesionarios Faconauto ha indicado que espera que la designación de Pedro Sánchez "sirva para trabajar por la estabilidad y la competitividad de las empresas que conforman el sector de la distribución y reparación de vehículos".

Asimismo, Faconauto vuelto a subrayar la necesidad de que el Gobierno "apoye decididamente a la automoción española mediante medidas que mantengan el impulso, tanto de la parte industrial como de la distribución y reparación".

Para la patronal, el nuevo Gobierno debería retomar los trabajos desarrollados junto al sector en la última legislatura, como es el Pacto Estratégico de la Automoción y, particularmente, una nueva fiscalidad para el automóvil, el desarrollo de nuevas formas de movilidad verde y el establecimiento de un marco jurídico para las relaciones comerciales entre concesionarios y fabricantes.

En recientes declaraciones del presidente Faconauto, Gerardo Pérez, la 'fórmula mágica' para cumplir con las normativas europeas pasa por recuperar las ventas de diésel, e impulsar la de los coches eléctricos e híbridos.

La patronal también ha pedido al nuevo Gobierno "una mayor eficiencia en el parque, incentivos para que el cliente cambie de coche y una ITV más dura".

Según sus datos, la actividad de los concesionarios representa el 3 % del PIB, con una facturación anual de 46.000 millones de euros y más de 600.000 puestos de trabajo.

En Motorpasión | Cómo transformar un coche de gasolina o diésel a coche eléctrico: cuánto cuesta y quién lo puede hacer en España

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios