Un dólar ya vale lo mismo que un euro: así afecta a los precios de los combustibles (y de casi todo)

Un dólar ya vale lo mismo que un euro: así afecta a los precios de los combustibles (y de casi todo)
6 comentarios

1,00042 dólares. Este es el precio actual del euro, que por primera vez desde hace dos décadas, ha alcanzando casi al 100 % la paridad con el dólar. La agresiva campaña de la Reserva Federal de EEUU junto a la guerra en Ucrania han ido debilitando a la moneda única.

Uno de los efectos que tendrá esta paridad euro-dólar será una subida en el precio de los combustibles.

El euro ha estado perdiendo terreno frente al dólar desde principios de año, cuando rondaba los 1,13 dólares, en medio de una agresiva campaña de lucha contra la inflación por parte de la Reserva Federal de EE. UU.

El pico más alto del euro se registró en 2008, cuando estaba cerca de 1,6 dólares.

Tal y como recuerda The Washington Post, la Reserva Federal ha estado aumentando agresivamente las tasas de interés, elevando los rendimientos de los bonos del Tesoro y haciendo que el billete verde sea más atractivo para los inversores que el euro.

Banco Central
Cambio euro-dólar desde julio de 2021 hasta la actualidad. Gráfico: Banco Central Europeo.

También se espera que el Banco Central Europeo eleve las tasas para frenar la inflación, mientras el dólar se considera un refugio seguro ante las adversidades económicas en Europa.

En este contexto, que la tasa de cambio euro-dólar sea 1:1 conlleva una serie de cambios en los precios que pagan los consumidores europeos (es, por el contrario, una buena noticia para los estadounidenses que quieran gastar sus ahorros en Europa).

Precio de los combustibles. Uno de los más evidentes para el consumidor medio será a la hora de llenar el depósito. Y es que el crudo Brent, el de referencia en Europa, cotiza en dólares, al igual que el gas.

Eso significa, como en cualquier importación, que necesitaremos más euros para comprar la misma cantidad de materia prima.

Euros

Por el momento estamos viendo una bajada muy lenta pero progresiva de los precios del combustible en España, que aún siguen estancados sobre la barrera de los dos euros.

Inflación. Si el aumento de precios ya está llegando a niveles que no veíamos desde hace más de tres décadas -10,2% de inflación en el mes de junio-, un euro debilitado empeorará la situación.

Esto se debe a que las empresas tendrán que pagar más por las materias primas que compren en dólares, traduciéndose en productos más caros para el consumidor. El comercio de proximidad es una buena alternativa a la subida de precios.

Viajes más caros a EEUU. Aquel que tenga planeado un viaje a los EEUU se encontrará con menos dólares a cambio de sus euros, encareciendo el viaje.

Temas
Inicio