Compartir
Publicidad

Los conductores de las VTC de EEUU convocan una huelga masiva ante la salida a bolsa de Uber

Los conductores de las VTC de EEUU convocan una huelga masiva ante la salida a bolsa de Uber
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Menos ingresos, menos incentivos y más coches autónomos. Este es el futuro que los conductores de plataformas como Uber y Lyft temen, y ya se han movilizado desde Estados Unidos para hacer frente a lo que consideran una amenaza a sus puestos de trabajo orquestada desde Wall Street.

Mañana 8 de mayo conductores procedentes de África, Estados Unidos, Europa o Sudamérica se unirán previsiblemente a la huelga y se convocarán manifestaciones frente a las oficinas de Uber y Lyft en Nueva York. Mientras tanto, Uber sigue los pasos de Lyft y está a punto de cotizar en bolsa.

Los conductores de estas plataformas de movilidad llevan mucho tiempo exigiendo estabilidad laboral, un sueldo mínimo y que entre el 80 % y el 85 % de las ganancias de un viaje se destinen al conductor.

El miércoles, los conductores en Nueva York planean parar entre las 7 y las 9 de la mañana, y se unirán a otros en Chicago, Los Ángeles y San Francisco, según la Alianza de Trabajadores de Taxis de Nueva York. Animan así a los usuarios a no utilizar sus apps el día 8 de marzo.

Según informa la CNN, las compañías han ofrecido a sus conductores más productivos un bonus por la salida a bolsa que no ha resultado efectivo para apaciguar las protestas.

"Con la salida a bolsa, los dueños corporativos de Uber están listos para ganar miles de millones, mientras que los conductores se quedan en la pobreza y la quiebra", ha dicho el director ejecutivo de la alianza de taxistas, Bhairavi Desai.

Las dos empresas, con sede en San Francisco, aseguran que sus conductores están ganando ahora más dinero, y Uber ya avisó recientemente que su negocio se vería seriamente dañado si sus conductores fueran considerados trabajadores por cuenta ajena y no autónomos. Una batalla que ha perdido en ciudades como Londres.

Lo cierto es que, a pesar de que los conductores son el núcleo del negocio, no están sujetos a derechos laborales básicos como un salario mínimo, el pago de horas extras, vacaciones pagadas o atención médica. Uber se defiende asegurando que bajo un régimen de autónomos, los conductores pueden trabajar libremente e incluso para la competencia si así lo desean.

Una salida a bolsa muy polémica

Lyft

Uno de los desencadenantes de esta huelga masiva ha sido la decisión de Uber de salir a bolsa: "Estamos recortando el sueldo de los conductores a 60 centavos/milla y a la vez salimos a bolsa por valor de 85.000 millones de dólares en el mismo mes", se queja una plataforma de transporte.

Uber entregó el pasado 11 de abril su primer documento público ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos que oficializa su intención de hacer una oferta pública inicial de acciones (IPO) en la bolsa pública de Nueva York bajo el nombre "UBER".

Se ha establecido un precio inicial de 44 a 55 dólares por acción, estableciendo su valor en 91.000 millones de dólares. La start-up con sede en San Francisco podría vender hasta 10.000 millones de dólares en acciones, haciendo de su salida a la bolsa una de las más grandes jamás vista.

Sigue los pasos de Lyft, que salió a bolsa el 29 de marzo -también con protestas previas- y alcanzó una valoración de más de 29.000 millones de dólares.

Uber, que opera en 63 países y más de 700 ciudades, ha visto aumentar sus ingresos anuales un 42 %: de 7.900 millones de dólares en 2017 a 11.300 en 2018. En total, sumó 91 millones de usuarios activos mensuales para finales de diciembre de 2018 según datos de la propia compañía.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio