Los concesionarios alemanes se están quedando sin coches eléctricos, y las ayudas a la compra son la clave

Los concesionarios alemanes se están quedando sin coches eléctricos, y las ayudas a la compra son la clave
38 comentarios

A pesar de que Alemania está siendo uno de los países más restrictivos en cuanto a contención del virus -con restaurantes y comercios cerrados desde diciembre- el mercado automovilístico se está moviendo de forma muy positiva.

Según publica la cabecera Automotive News, los concesionarios alemanes se están quedando sin vehículos eléctricos ante un aumento exponencial de las ventas, un gran poyo por parte del Gobierno y una menor disponibilidad provocada por problemas de suministro.

Ayudas a la compra que se extenderán hasta 2025

Volkwagen Id3

Según datos recogidos por Autonews de la DGT alemana (KBA), las ventas de coches 100 % eléctricos se triplicaron en 2020, hasta llegar a las 194.163 unidades.

En enero de 2021 la curva siguió su ascenso con ventas que supusieron en doble que las acumuladas en el mismo mes de 2020. "Esto no comenzó simplemente con el aumento de los subsidios debido a la pandemia, sino que los problemas comenzaron cuando los incentivos estatales se elevaron en febrero pasado", ha declarado el responsable de la asociación de vendedores ZDK, Thomas Peckruhn.

Y es que el Gobierno alemán comenzó a aumentar las ayudas a la compra de coches eléctricos a finales de 2019. El llamado Bono Medioambiental para los automóviles que funcionan con baterías y con un precio de hasta 40.000 euros se incrementó de los 4.000 a los 6.000 euros por vehículo, con la industria automotriz cubriendo la mitad del costo.

Además, los automóviles eléctricos quedaron inicialmente exentos de impuestos hasta el 31 de diciembre de 2025. Esto ha conseguido catapultar modelos como el Volkswagen ID.3, el Renault ZOE o el Tesla Model 3.

También está triunfando en Alemania el nuevo Opel Mokka-e que ya ha vendido toda la producción de 2021 antes de comenzar las entregas. Si bien su precio parte allí de los 32.990 euros, las ayudas a las que pueden adherirse los compradores pueden dejarlo en 23.420 euros.

Opel Mokka E

Al aumento de incentivos estatales se le han unido la escasez de semiconductores, que ya afecta a todos los fabricantes del mundo en un periodo fuerte de ventas como son los meses de marzo y abril.

La pandemia también ha retrasado la disponibilidad de vehículos, dejando a los concesionarios sin el volumen esperado y con menor margen de beneficio, según apuntan.

Para 2030, Alemania quiere tener 10 millones de coches eléctricos; el doble que estados pioneros en la lucha contra el cambio climático como es California.

En Motorpasión | 17 coches eléctricos entre 30.000 euros y 40.000 euros: selección de coches cero emisiones con etiqueta CERO

Temas
Comentarios cerrados
Inicio