Compartir
Publicidad

¿Cómo eran los precios de la gasolina y gasóleo hace 10 años?

¿Cómo eran los precios de la gasolina y gasóleo hace 10 años?
39 Comentarios
Publicidad
Publicidad

2012 está a punto de entrar en nuestras vidas, y eso nos acerca al décimo aniversario del fin de la peseta, la moneda española desde 1868. Se suele decir que todo tiempo pasado fue mejor, y en el caso del precio de los combustibles, parece que así fue.

En la última década, los precios han subido más de un 30% en general, pero los combustibles han tenido una trepada salvaje: casi el 70% de subida. En 2001, un litro de gasolina sin plomo costaba 128 pesetas, y el litro de gasóleo 113 pesetas. El tipo de cambio es 166,386 pesetas por cada euro.

A día de hoy, la gasolina cuesta 1,29 euros/litro, lo cual significa casi 214 pesetas. En cuanto al gasóleo, hoy costaría casi lo mismo. Los sueldos han subido en este tiempo un 13% de media, lo que significa que hemos perdido muchísimo poder adquisitivo en cuanto a combustibles. Veamos un caso práctico.

Pesetas de 2001 contra euros de 2011

Imaginemos al señor Pérez, echando combustible en 2001 mientras su hijo aún no iba a 1º de ESO. Por entonces, ganaba 166.386 pesetas, casi 1.000 euros al mes. Hoy día, su sueldo es de 1.300 euros, más de 200.000 pelas. Se mueve en un turbodiesel que le gasta hoy 6 l/100 km.

A 20 días laborables al mes, con una jornada semanal de 40 horas, el señor Pérez gana hoy 8,125 euros por cada hora que trabaja. Cada día, 65 euros, lo que le permite comprar casi 51 litros de gasóleo, con los que puede hacer unos 850 kilómetros con su coche.

En la época de la peseta, Pérez ganaría, trabajando lo mismo, 1.040 pesetas a la hora, u 8.319 pesetas diarias. Eso le permitía comprar casi 73,62 litros de gasóleo. Le saldría igual de caro moverse con un coche que gastase entonces 8,7 l/100 km. Pues vaya un avance.

Ford Mondeo Wagon

En 2001 los surtidores ponían 77 céntimos de euro por litro de gasolina y 68 céntimos para el gasóleo. Cuando vimos los precios por encima del euro, nos empezamos a acongojar. Es una gran espiral inflacionista, pero con la peseta ya pasó otras veces. Los más veteranos de aquí se acordarán del litro de gasolina a 25 pelas en 1979.

Y sin irse tan lejos, vemos que en 1989 la gasolina costaba 76,5 pesetas (0,46 euros) y el gasóleo 57 pesetas (0,35 euros). Con los coches de ahora, y los precios del combustible por entonces, las tentaciones de ir a más de 160 km/h por carretera de forma habitual serían muy difíciles de frenar.

Lo que más ha subido, sin duda alguna, es el gasóleo. Antaño era difícil de imaginar, pero gasolina y gasóleo valen casi lo mismo, y la manguera negra ha costado más que la verde en dos ocasiones, en 2008 y en 2011. La explosión del parque móvil diesel español tiene mucho que ver.

¿Inflación? ¿lo qué?

Vale, no todos controlamos lo mismo de economía, así que hay que explicar estos conceptos. El valor del dinero no es siempre el mismo, depende de algunas variables macroeconómicas, como la cantidad de dinero que hay en circulación o su cotización respecto a divisas extranjeras, oro, etc.

El poder adquisitivo del ciudadano disminuye si suben los precios más rápido que su sueldo, con cada hora de trabajo tiene menos capacidad de compra. Por ejemplo, en los coches, no ha sido así. Como son mucho mejores que sus equivalentes antiguos, en realidad son más baratos que hace una década.

Antes los coches consumían más o mucho más, pero como el combustible era muy barato, no se notaba de la misma forma. Cuanto más caro es el combustible, más se afanan los fabricantes por bajar los consumos, y más se preocupa el conductor de colaborar por su parte.

Por cierto, no deja de ser curioso que el precio del GLP actual casi equivale al de la gasolina de 2001 (sin ajustar inflación).

Fuente | El Mundo
En El Blog Salmón | ¿Qué es la inflación?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio