Compartir
Publicidad

Colonia y Bonn también empiezan a cerrar zonas al tráfico, debido a sus elevados niveles de NOx

Colonia y Bonn también empiezan a cerrar zonas al tráfico, debido a sus elevados niveles de NOx
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Colonia y Bonn se suman a las restricciones de circulación en algunas calles que Hamburgo, Stuttgart, Frankfurt y Berlín ya han puesto en marcha. El tribunal administrativo de Colonia ha estipulado que a partir de abril de 2019 los coches diésel más antiguos no podrán circular por el centro de la ciudad; lo mismo ocurrirá en dos calles de Bonn.

El motivo viene condicionado por los altos niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) que más de 65 ciudades alemanas han registrado.

Un decreto que será recurrido

Cologne 1846338 960 720

Según explica la cabecera alemana The Local, en Colonia, el nivel de emisiones de NO2 se disparó a 62 microgramos, mientras que Bonn alcanzó su punto máximo en 47. La normativa europea fija como máximo emisiones de 40 microgramos por metro cúbico de aire; a partir de ese nivel se considera que el gas puede resultar nocivo para las vías respiratorias, los ojos y el sistema cardiovascular, e incluso causar miles de muertes prematuras solo en Alemania cada año.

El NO2 es un compuesto químico gaseoso de color marrón amarillento formado por la combinación de un átomo de nitrógeno y dos de oxígeno, y es un gas tóxico e irritante. El NO2 junto al óxido nitroso -NO- son conocidos como NOx y son algunos de los principales contaminantes en las ciudades.

Así, el tribunal administrativo de Colonia ha decretado la prohibición de que los modelos diésel que utilizan la normativa Euro 4 o más antigua así como los gasolina de las clases 1 y 2 circulen por el centro. En septiembre de 2019, el veto se extenderá a los diésel Euro 5.

Por su parte, en Bonn la restricción solo se aplicará a dos calles donde los niveles de NO2 superan los límites. Un victoria para la organización ecologista Deutsche Umwelthilfe, que ha presentado casi 30 casos contra ciudades para obligarlas a retirar vehículos contaminantes de las carreteras.

En declaraciones recogidas por DW, la ministra de Medio Ambiente del estado de Renania del Norte-Westfalia, Ursula Heinen-Esser, dijo que las autoridades presentarán una apelación porque el tribunal "no abordó el tema de la proporcionalidad". Además ha dicho que este decreto "causará muchas interrupciones para la infraestructura de transporte de la ciudad de Colonia y tendrá un impacto significativo en los residentes, los pasajeros y toda Colonia como un centro de negocios".

Desde que el máximo Tribunal Administrativo de Alemania fallara a favor de que los estados, ciudades y comunidades alemanas tengan carta blanca para prohibir la circulación de los vehículos diésel, ciudades como Stuttgart, Frankfurt o Hamburgo ya están poniendo en marcha limitaciones a la circulación de vehículos anteriores a la norma Euro 6 en ciertas calles en 2019.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio