Compartir
Publicidad

China podría usar las tierras raras necesarias en la fabricación de coches eléctricos para castigar a EEUU

China podría usar las tierras raras necesarias en la fabricación de coches eléctricos para castigar a EEUU
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La visita la semana pasada del presidente de China, Xi Jinping, a una de las plantas de procesamiento de tierras raras en el país asiático ha desatado la tormenta: ¿Usará China su control sobre estos minerales para responder a la guerra comercial que le ha declarado Estados Unidos?

El periódico oficial del Partido Comunista chino ya ha dado por hecho que puede ser así, a pesar de que China no lo ha confirmado explícitamente. Lo cierto es que el país asiático posee el 70 % de la producción mundial y representa el 90 % del refinado de estos minerales, utilizados en motores de imanes permanentes para coches eléctricos, aerogeneradores, teléfonos móviles y misiles guiados.

Un arma que se podría volver en contra de China

Tierras Raras

Según datos ofrecidos por Bloomberg, en el mundo hay 120 millones de toneladas de reservas de tierras raras, de los cuales China posee 44 millones, seguido de Brasil y Vietnam. Sin olvidar que en Australia se encuentra una de las mayores minas a nivel mundial, Lynas Corp, el mayor productor de tierras raras fuera de China.

Es decir, Estados Unidos, que importa el 80 % de sus necesidades de tierras raras de China aún tendría posibilidades en muchos países de obtener esta materia prima. Incluso en California, la única mina de tierras raras de los Estados Unidos está nuevamente operativa.

Por otro lado, según Forbes, la demanda estadounidense representó el año pasado solo el 4 % de los envíos de tierras raras de China, con un total de alrededor de 160 millones de dólares en 2018.

Esto significa que si China decide contraatacar en la guerra comercial con el suministro y el precio de las tierras raras, puede no resultar en un gran impacto para Estados Unidos y obligará además a reducir la actividad minera en China, pudiendo repercutir en su industria y reducir suministros para clientes en el país asiático.

Un posible daño colateral de esta guerra podría ser Tesla, que decidió usar en el Model 3 Long Range un motor magnético que usa neodimio, uno de los 17 elementos que componen el grupo de tierras raras.

Será este próximo mes de junio cuando podamos saber si Xi Jinping va en serio con las amenazas, pues es cuando Beijing debe establecer una cuota para la producción. Según datos de Forbes, el límite se colocó en 60.000 toneladas en la primera mitad de 2019 en comparación con las 45.000 de 2018.

Motor Imanes Permanentes

Los expertos en comercio chino dicen que si Pekín avanza con nuevas restricciones a las exportaciones de tierras raras a los Estados Unidos, es probable que siga el ejemplo de Washington y utilice la seguridad nacional como justificación, al igual que hizo Trump para amenazar con aranceles a los coches europeos.

Un total de 17 elementos componen el grupo de tierras raras, cuyo nombre, más que a su disponibilidad, se refiere al hecho de que su extracción no está concentrada (y es altamente contaminante), ya que algunos elementos como el cerio, el itrio y el neodimio son más abundantes. Además, no son tierras, sino minerales.

Y uno de los más importantes para la industria automovilística es el neodimio, clave para la fabricación de los imanes permanentes usados en los motores eléctricos de alta eficiencia.

A pesar de que los fabricantes ya están buscando alternativas a las tierras raras para fabricar sus motores eléctricos, según un reciente estudio el año pasado el 93 % de todos los motores de coches eléctricos puros, híbridos e híbridos enchufables utilizaron imanes permanentes, pues son en general más ligeros, fuertes y más eficientes que los motores de inducción basados en bobinas de cobre.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio