Compartir
Publicidad
Publicidad

Atención, taxistas: a partir del 1 de enero de 2018 los taxis deberán ser ecológicos, pero de libre elección

Atención, taxistas: a partir del 1 de enero de 2018 los taxis deberán ser ecológicos, pero de libre elección
Guardar
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si echamos la vista atrás, en concreto a mayo de 2017, el anuncio por parte del Ayuntamiento de Madrid de la llegada de un nuevo sistema de movilidad dividía a la opinión pública. A la remodelación y peatonalización parcial de la Gran Vía se unía la prohibición de circulación a partir de 2025 de vehículos diésel anteriores a 2006 y los gasolina anteriores a 2000.

Estas medidas, enmarcadas dentro del Plan A de Madrid ("porque no hay plan b posible") incluyen una novedad que el Ayuntamiento ha hecho pública hace unas horas: a partir del 1 de enero de 2018 los nuevos taxis deberán tener etiqueta ECO o CERO de la DGT. Esto es, deberán ser ecológicos. La nueva Ordenanza incluye, además, que los titulares de licencias puedan elegir libremente cualquier vehículo del mercado, siempre que no excedan los límites de emisión contaminante.

Solo podrán contaminar los vehículos adaptados

Madrid boina

De esta forma, la Junta de Gobierno ha aprobado inicialmente la modificación de la Ordenanza del Taxi, introduciendo estas dos novedades, que se veían venir: a finales de 2016 el Ayuntamiento madrileño ya tenía estudiados planes para electrificar la flota de taxis. Ahora, el cambio de vehículos para el servicio del taxi por otros menos contaminantes se incluye entre las medidas del Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático, anunciadas en marzo de 2017.

Actualmente un 36,47 % de la flota cuenta con etiqueta ECO de la DGT y un 0,18 % con etiqueta CERO.

Así que el 1 de enero todos los taxis que se incorporen al servicio deberán ser ecológicos, excepto los eurotaxis, que quedan exentos debido a la limitada oferta comercial. Recordemos que estos vehículos adoptan las medidas accesibilidad pertinentes para el transporte de viajeros con discapacidad.

Etiquetas Dgt 4

¿Y a qué equivalen las etiquetas ECO o CERO que deberán llevas los taxis nuevos? Como ya explicamos durante su implantación, la ECO, de color verde y azul, es la de los híbridos enchufables con una autonomía inferior a los 40 km, los vehículos híbridos no enchufables (HEV), los que usen gas natural (GNC y GNL) o gas licuado del petróleo (GLP). En todo caso, deberán cumplir los criterios de la etiqueta C.

Por su parte, la etiqueta CERO, la de color azul, es la de los coches eléctricos y de los híbridos enchufables más recientes. Según datos del Área de Medio Ambiente y Movilidad, actualmente un 36,47 % de la flota cuenta con etiqueta ECO de la DGT y un 0,18 % con etiqueta CERO.

Madrid

15.723 taxis prestan servicio en el Área de Prestación conjunta, lo que supone la posibilidad de que otros tantos vehículos circulen por la ciudad de Madrid. Además, cada año se renuevan unos 2.500 de media, lo que permitirá conseguir a corto plazo (alrededor de 2021) una flota de vehículos poco o nada contaminante.

Libre elección del modelo

Gal Taxi 1

Otras de las medidas que se aprobarán en los próximos días será la novedad de que los titulares de licencias podrán a partir de ahora utilizar para el servicio del taxi cualquier vehículo del mercado, siempre que cumpla las dimensiones mínimas y los límites de emisión establecidos y que sea posible la instalación de taxímetro según marca la normativa estatal y autonómica.

La renovación, obligatoria cada 10 años, se verá favorecida con un programa anual de subvenciones que serán compatibles con las que conceden otras administraciones. La partida reservada para este fin aumentará de esta forma para 2018; en 2017 fue de 1,5 millones de euros, con ayudas de hasta 3.000 euros por conductor.

Proyecto

Además, se suprimirá la cuota tributaria de autorización de uso para los nuevos modelos ECO y Cero Emisiones. El plan A de Madrid incluye no solo una remodelación de las arterias principales de la capital, también de la mente de los ciudadanos, que se dividen entre los reacios a una peatonalización parcial por las trabas a la circulación y los que sufren las secuelas de la contaminación.

Las obras se pondrán en marcha en enero de 2018, año a partir del cual la circulación se adaptará a la bicicleta y a los peatones y no al tráfico rodado, y que se une a la prohibición de circulación a partir de 2025 de vehículos diésel anteriores a 2006 y los gasolina anteriores a 2000.

Foto | Ayuntamiento de Madrid

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos