Alemania votará no a la prohibición de los coches gasolina y diésel en 2035, o al menos así lo asegura el ministro de Economía

Alemania votará no a la prohibición de los coches gasolina y diésel en 2035, o al menos así lo asegura el ministro de Economía
9 comentarios

Hace unos días, el Parlamento Europeo aprobó la prohibición de vender coches nuevos que emitan CO₂ en toda la UE a partir de 2035. El voto del parlamento no es vinculante, pues son los estados miembros los que tienen la decisión final a través del voto de sus ministros. Y al parecer, Alemania votará de forma negativa.

El rechazo fue anunciado por el ministro alemán de Economía, Christian Lindner. Este explicó el martes en el Día de la Industria en Berlín que habrá regiones del mundo en las que la movilidad eléctrica no podrá introducirse durante las próximas décadas.

Si se prohíbe la matriculación de coches con nuevos motores de combustión, esta tecnología dejará de desarrollase, al menos en Europa y Alemania. Por eso considera que la decisión de prohibir de facto el motor de combustión es un error, dijo Lindner.

"En el Gobierno Federal, no estaremos de acuerdo con esta legislación europea", aseguró el ministro. Según él, la tecnología abierta es una parte esencial de la economía de mercado.

En realidad, tampoco hay que tomar las declaraciones del ministro Lindner como la intención de voto inamovible del Gobierno alemán. Recordemos que Lindner es miembro del partido Demócratas Libres (FDP, por sus siglas en alemán) que comparte el poder con los socialdemócratas y los verdes. En ese gobierno de coalición también hay voces disonantes y que se contradicen.

Fábrica coches eléctricos

Un portavoz de la ministra federal de Medio Ambiente, Steffi Lemke (de los Verdes), ha declarado que "el Gobierno Federal apoya plenamente la propuesta de la Comisión y el Parlamento Europeo de permitir únicamente los nuevos turismos y vehículos comerciales ligeros con propulsión de cero emisiones a partir de 2035", según recoge Spiegel.

Y no es la primera vez que los ministros de la coalición no se ponen de acuerdo. A principios de año, el ministro alemán de Transportes, Volker Wissing, también aseguró que Alemania dejaba la puerta abierta a los combustibles sintéticos, para poco tiempo después ser desmentido por la ministra alemana de Medio Ambiente, Steffi Lemke.

El voto de Alemania será crucial

Fábrica SEAT

Moraleja, el voto de Alemania está en el aire y el éxito de la propuesta o su fracaso dependerá del voto de Alemania. Es el motor de la industria del automóvil en nuestro continente. Sus marcas poseen fábricas en varios países de Europa, desde Portugal hasta Polonia pasando por España.

En todo caso, para que el proyecto de la Comisión Europea aprobado por el Parlamento Europeo llegue a materializarse, es imprescindible que los ministros de los países de la Unión Europea den su aprobación.

Por lo tanto es posible que el texto final contenga algunas enmiendas, como la famosa enmienda Ferrari, o bien nuevas enmiendas destinadas a de alguna forma no matar del todo el motor de combustión interna.

Por ejemplo, Francia el segundo motor de Europa y uno de los fundadores de la UE, aboga por no incluir en esa prohibición a los coches híbridos enchufables y darles más tiempo de vida para facilitar la transición.

Temas
Inicio