Dos en uno. El Honda CR-V FCEV será un coche eléctrico capaz de cargar su batería con hidrógeno o un enchufe

Dos en uno. El Honda CR-V FCEV será un coche eléctrico capaz de cargar su batería con hidrógeno o un enchufe
7 comentarios

Un híbrido entre eléctrico de batería y de pila de combustible de hidrógeno. Es decir un coche de hidrógeno enchufable. Honda confirma la llegada de una variante cero emisiones del Honda CR-V de estas características, con apellido FCEV, para 2024.

Se concebirá en Norteamérica, y se tratará del primer coche de producción de estas características. Aunque este sistema ya lo adelantaron prototipos de otras marcas: como el Ford Edge HySeries desvelado hace más de 15 años, o el más reciente Hyundai N Vision 74.

Hablamos de una tecnología que permite alimentar su batería de dos maneras: mediante la carga enchufado a un poste eléctrico y también mediante un pila de combustible.

Este nuevo efectivo se encamina a cumplir los objetivos de Honda que, en 2040, solo venderá modelos eléctricos, ya sean de batería o de hidrógeno. Y eso que la marca ha señalado no hace mucho que la pila de combustible no es factible para los coches.

Confirmado para Norteamérica, de momento

Honda FCEV 2024

De momento, la firma nipona se ha limitado a confirmar la producción de esta versión del Honda CR-V de sexta generación, que ya se ha lanzado en algunos mercados como el norteamericano. Para Europa está fijado su estreno en 2024.

Y es precisamente cuando llegará este CR-V eléctrico que va dotado tanto de una batería enchufable como de un sistema de pila de combustible. El objetivo de este sistema es que la carga de la batería tras insuflar energía desde la red se utilice en entornos urbanos, y que la pila de combustible actúe como extensor de energía en trayectos más largos. Pero no dan más detalles.

Este Honda CR-V FCEV se ensamblará en el Performance Manufacturing Center (PMC) en Ohio, una planta concebida para modelos de bajo volumen como el Acura NSX o modelos de competición de la firma.

Y es que este híbrido entre eléctrico de batería y de pila de combustible también se prevé que será de unidades reducidas. Se entiende que Honda va a testar su acogida y en base a la misma, se planteará su producción a mayor escala.

Honda PMC (Ohio)

La nueva generación del SUV más popular de Honda incluye versiones térmicas, pero también una híbrida de 204 CV. De momento, no había incluido 100 % eléctricas. La generación que aún se comercializa en Europa es únicamente híbrida, que rinde 184 CV.

Honda no detalla si este Honda CR-V FCEV se lanzará también a este lado del charco. La pila de combustible de hidrógeno, muy popular en Japón, no lo es tanto en el Viejo Continente, donde se ha dado prioridad a los eléctricos de batería.

Modelos como el Toyota Mirai o el Hyndai Nexo, sí que se comercializan, aunque sus ventas son anecdóticas ante una infraestructura aún más deficiente que la de los puntos de carga. Recientemente, Stellantis ha puesto a la venta las versiones de pila de combustible de varias de sus furgonetas, como la Citroën ë-Jumpy Hydrogen, pero de momento solo en Francia.

Aunque todos estos ejemplos alimentan la batería mediante la pila de combustible, es decir que no son enchufables si no que fían todo a un depósito de hidrógeno.

Eléctricos de autonomía extendida a base de hidrógeno

Ford Edge HySeries 2007

Este Honda CR-V FCEV, si bien será el primero en comercializarse, cuenta con antecedentes de tecnología idéntica. Por ejemplo, el Ford Edge HySeries que se presentó en el Salón de Washington D.C. de 2007.

La batería de este SUV, que nunca vio la luz, tomaba su energía de dos fuentes: una batería recargable y una pila de combustible. Igualmente el sistema de hidrógeno operaba como extensor de energía, como ocurre en los eléctricos de autonomía extendida. Pero en vez de recurrir a un motor de combustión, hacia lo propio con un sistema de hidrógeno.

Con la tecnología mucho menos avanzada en entonces, sobre todo en eficiencia energética, sus baterías de iones litio prometían una autonomía de  solo 40 km. Agotada la energía, la pila de combustible pasaba a insuflar energía, ofreciendo otros 322 km para un total de 362 km de rango. Con las tecnología de hoy, se entiende la autonomía será mucho mayor en este CR-V FCEV.

La ventaja señalada por Ford para este sistema, más allá de no depender solo de puntos de carga o de hidrogenaras, es que permitía llevar un depósito más pequeño de hidrógeno y una batería no excesivamente grande. Y es que el peso es una de las principales barreras a superar en esta tecnología. Además de su complejidad, claro.

Hyundai N Vision 74

Es por ello, que Hyundai no ha desvelado este dato en su Hyundai N Vision 74. Este concept mostrado en verano, un deportivo de regusto retro, dispone de dos motores que toman su energía de una batería de 62,4 kWh.

Ésta puede cargarse enchufada a la red mediante un sistema de 800V, pero también con una pila de combustible de 95 kW a su vez alimentada por un depósito de hidrógeno de 4,2 kg (más pequeño que por ejemplo el del Mirai que es de 5,6 kg).

Bien es cierto que el modelo de Hyundai es un deportivo, cuyos dos propulsores alojados en el eje trasero rondan los 500 kW (680 CV). Es de esperar que este confirmado Honda CR-V sea bastante menos potente y por tanto demande menos energía. Pero sea como fuere en la ecuación van a estar tanto el depósito de hidrógeno como la batería.

No será hasta 2024 cuando tengamos más detalles de este CR-V hidrógeno, aunque sería raro que Honda no de el año que viene pinceladas de este sistema.

Temas