El siguiente paso en las renovables son los vinilos solares para convertir cualquier edificio o estructura en inmensos paneles solares

El siguiente paso en las renovables son los vinilos solares para convertir cualquier edificio o estructura en inmensos paneles solares
7 comentarios

La energía fotovoltaica, procedente de paneles solares, es una de las varias energías renovables destinadas a reducir nuestra huella carbono y emisiones en el momento de generar electricidad. Y, como con toda tecnología, siempre hay margen de mejora e innovaciones.

Un ejemplo de esta evolución en el sector de las energías renovables es la película solar, un producto relativamente nuevo desarrollado por empresas europeas, como la alemana Heliatek o la francesa Solar Cloth.

Este tipo de panel solar permite prescindir de los paneles fotovoltaicos de estructura rígida. A diferencia de los paneles fotovoltaicos convencionales, estos son blandos, flexibles, ultrafinos y ligeros.

Y es que aunque los paneles solares actuales son una excelente fuente de energía limpia, su estructura rígida impide que se adapten a la mayoría de las superficies, lo que deja "casi el 98% de todas las superficies de tejados disponibles en el mundo (...) están sin utilizar para la generación de energía solar", explican desde Heliatek.

Un panel fotovoltaico flexible y que se instala casi como una hoja de vinilo, permitiría justamente instalar paneles solares en toda clase de edificios y estructuras, desde tejados de edificios antiguos que no soportarían el peso de paneles al uso hasta complejas fachadas.

Heliasol
HeliaSol

Esta nueva tecnología, denominada de película orgánica, consiste en imprimir y superponer capas de un material semiconductor sobre una fina película de plástico flexible.

Diseñada como una pegatina, esta lámina solar flexible pesa tan sólo unos gramos y puede instalarse en pocas horas sobre grandes superficies. La película, con un peso inferior a 2 kg por hoja, es también muy ligera.

Heliatek Almacen Logistico

Es también ultra fina. Tiene un espesor inferior a 2 mm (sin contar la caja de conexión, claro) y el grosor de las capas orgánicas fotovoltaicas, que producen electricidad a partir de la radiación solar, es inferior a una milésima de milímetro, explican desde la firma alemana.

En cuanto a rendimiento, la lámina puede generar 85 W/m² y deja una huella de carbono muy baja, de menos de 10 g de CO₂e/kW, casi siete veces inferior a la de paneles solares al uso, según Heliatek.

Heliatek Techo Colegio
Techo del colegio Pierre Mendes-France de La Rochelle, Francia, y las láminas HeliaSol.

Desde 2017, la alemana Heliatek (participada por la energética gala Engie) ha instalado su lámina Heliasol lista para usar en toda clase de edificios. Uno de los primeros edificios fue un instituto de Bretaña (Francia) donde se cubrieron los 530 m² del tejado con 378 láminas de este panel solar flexible para una potencia pico de 22,5 kWp.

Otro proyecto llamativo y destinado a demostrar las posibilidades de estas láminas han sido los 41 m² de láminas fotovoltaicas orgánicas instaladas en las persianas de la Ciudad de Congresos de Nantes, en Francia, que permite una producción anual de 500 kWh, según Engie, con una batería de 1.000 Wh para almacenar la energía.

La Cite Nantes
Palacio de congresos de Nantes, Francia.

Las posibilidades que ofrece el sistema parecen no tener límites. Así, Heliatek y Acciona instalaron en 2019 un total de 120 láminas Heliasol en las turbinas del parque eólico de Breña, al sur de Albacete. La superficie total es de 221 m² para 9,6 kWp.

Heliatek no es la única empresa que está desarrollando los paneles solares flexibles. La francesa Solar Cloth va un poco más allá que la alemana y propone paneles solares como si fuesen telas. En 2019, lanzó su primer modelo de lámina solar enrollable con celdas encapsuladas.

Con un grosor de 0,5 mm y una potencia de 170 W/m², el producto puede instalarse en todas las superficies, redondeadas o rectas. En cuanto a los materiales, incorpora tejidos fotovoltaicos, creados en gran medida gracias al reciclaje de materiales.

Estos sistemas podrían ofrecer así una solución a problemáticas tan diversas como la obligación de instalar paneles fotovoltaicos en los parkings públicos al aire libre en Francia o facilitar la creación de árboles solares para la recarga de coches eléctricos o una solución más fácil de instalar en cualquier camper.

Temas