Retrofit para coches clásicos: así convierte esta start-up londinense un coche gasolina en uno eléctrico

Retrofit para coches clásicos: así convierte esta start-up londinense un coche gasolina en uno eléctrico
15 comentarios

Los objetivos medioambientales que se han impuesto -o han sido impuestos- los países hace que el coche de combustión interna pueda tener los días contados en las carreteras. El Gobierno de Reino Unido ha avisado de que el 46 % de los vehículos tienen que ser eléctricos para 2030 y así poder cumplir los objetivos climáticos.

Esta es la razón que ha llevado a unos británicos a lanzar una start-up que se dedica a hacer un retrofit de coches antiguos de gasolina o diésel y convertirlos en eléctricos, para que puedan seguir rodando con las calles y evitar que acaben en desguaces.

Un Mini de 1993 convertido en eléctrico

Mini Bonnet Open 600x481

La compañía, London Electric Cars, asegura que pueden realizar estos cambios en un rango de tiempo de tres a seis meses, pero siempre dependerá del vehículo y las piezas que necesiten.

El presupuesto inicial que ofrecen es de 29.000 euros por añadir al coche un motor eléctrico con una capacidad de 20 kWh. A medida que la potencia aumenta, también lo hace el precio del cambio.

Su último trabajo se trata de un Mini Rover de 1993 que, en seis semanas, ha sido convertido en eléctrico añadiéndole el motor y el tren motriz de un Nissan Leaf. El paquete de baterías de 20 kWh ha sido colocado entre el maletero y debajo del asiento trasero del coche.

Con una sola carga -con 1 libra sería suficiente- aseguran que este Mini convertido podría recorrer entre 96 y 110 kilómetros dentro de la ciudad y puede recargarse a través de un cargador de 13 amperios.

Además, las coches eléctricos en Reino Unido están exentos de pagar los impuestos de congestión o de circulación, por lo que los propietarios solo deben pagar la electricidad para poder circular.

Por ahora su espacio de trabajo se centra en vehículos antiguos, los cuales no cuentan con ABS o asistencia al conductor, ya que el coste de conversión sería más alto, pero están trabajando para poder hacer que esta solución sea asequible para cualquier coche.

En Motorpasión | Con tanta demanda de litio para las baterías de coches eléctricos estamos a las puertas de un nuevo problema de contaminación

Temas
Inicio