Un radar para evitar sustos con el coche aparcado, o cuando la tecnología quiere salvar a los niños olvidados

Un radar para evitar sustos con el coche aparcado, o cuando la tecnología quiere salvar a los niños olvidados
1 comentario

Que la tecnología salva vidas es algo que Volvo tiene muy claro desde hace décadas. La marca sueca nunca ha dejado de innovar en cuestiones de seguridad y el nuevo Volvo EX90 pretende concentrar toda esa experiencia e ir varios pasos más allá para convertirse en el coche más seguro de todos los tiempos.

Para conseguirlo estrenará nuevos sistemas de seguridad activa y pasiva. Uno de ellos es el radar interior, que servirá para que nadie quede olvidado dentro del vehículo, un problema más común de lo que creemos que afecta especialmente a los niños. Muchas veces con consecuencias nefastas.

A prueba de despistes

Volvo Radar Interior 2

Una de las estadísticas más sorprendentes que proporciona el Gobierno de Estados Unidos es la de niños muertos en su territorio por haber sido olvidados en el interior del vehículo a altas temperaturas. Desde 1998 han fallecido 900 niños de esta forma en el país norteamericano.

Cualquiera puede tener un despiste, pero ese es particularmente fatídico y Volvo pretende remediarlo. ¿Cómo? A través de la tecnología, como suele hacer la firma de Gotemburgo en cuestiones relacionadas con la seguridad.

En este caso, la respuesta es un sistema de radar interior que puede detectar los menores movimientos “a escala submilimétrica”, incluso los de un niño profundamente dormido.

Ya hay sistemas de alerta de ocupantes traseros en multitud de modelos. Los tiene Ford, Toyota, Honda, Nissan, Mazda, Hyundai, Kia y las firmas de General Motors.

Sin embargo, esta es la primera función de este tipo que va más allá de un simple aviso. La estrenará el nuevo Volvo EX90 y será capaz de cubrir todo el interior del SUV eléctrico, incluido el maletero. También servirá, por tanto, para evitar que un animal se quede olvidado dentro del coche.

El funcionamiento de este radar interior se basa en sensores integrados en el techo, las lámparas de lectura y el maletero. Los radares abarcan todo el habitáculo del coche, desde la parte delantera hasta el maletero.

Cada vez que se intenta cerrar el coche, el sistema de radar se activa para detectar si el vehículo está vacío y si queda una persona o una mascota en su interior el vehículo permanecerá abierto. Además, el climatizador seguirá encendido para reducir el riesgo de hipotermia o golpe de calor.

“Nadie elige estar distraído o cansado, pero sabemos que puede ocurrir”, dice Lotta Jakobsson, especialista técnica superior en prevención de lesiones de Volvo.

“Somos humanos y la distracción es una realidad. Con la ayuda de la tecnología más avanzada, te apoyaremos cuando no estés en tu mejor momento y te ayudaremos a evitar que, accidentalmente, puedas dejar olvidado algún miembro de tu familia o a tu mascota”, señala Jakobsson.

Radar Interior Volvo

“Siempre hemos sido líderes en seguridad y queremos seguir protegiendo vidas estableciendo nuevas normas en materia de seguridad automovilística. Esto también significa seguridad y tranquilidad para el usuario del vehículo. Este tipo de seguridad emocional ayuda a disfrutar de la vida al máximo, evitando al mismo tiempo que se produzcan tragedias”, añade Lotta Jakobsson.

El radar interior formará parte del equipamiento de serie del Volvo EX90 en los mercados donde la normativa lo permita y más adelante también se incluirá en otros futuros modelos de la compañía sueca.

¿De qué depende que la normativa permita o prohíba su uso? De la frecuencia utilizada por el sistema, que es de 60 GHz. Se incluirá de serie en todos los países en los que la frecuencia de 60 GHz esté aprobada para su uso en automoción. En los que todavía no está permitida, Volvo está trabajando para obtener la aprobación y autorización de la administración.

Temas