Quedarse atrapado en un coche eléctrico durante 12 horas bajo cero y sobrevivir: este experimento quiere demostrar que es posible

Quedarse atrapado en un coche eléctrico durante 12 horas bajo cero y sobrevivir: este experimento quiere demostrar que es posible
13 comentarios

Una tormenta de nieve dejó atrapados hace unas semanas a cientos de conductores en una autopista de Virginia. Algunos estuvieron en sus coches durante más de 24 horas, cuestionándose la capacidad de las autoridades para preverlo.

Pero un usuario se hizo otra pregunta: ¿qué hubiera pasado si todos esos coches hubieran sido eléctricos? Así, decidió buscar la respuesta con un experimento informal: pasar 12 horas en su coche, conectado, con la calefacción puesta y a temperaturas bajo cero.

Con la calefacción entre 21 y 23 grados

Mustang

El objetivo era quedarse en el coche -conectado- como si estuviera atrapado, manteniendo la cabina lo suficientemente caliente sin abrigarse de forma extraordinaria, y ver cómo afecta a la autonomía.

Para el experimento que el periodista Alex Lauer llevó a cabo se usó un Ford Mustang Mach-E RWD Rango Extendido, cuyo motor asociado a su eje trasero ofrece 216 kW (294 CV) y 430 Nm de par máximo y que toma su energía de una batería de iones litio de 88 kWh.

La autonomía EPA es de unos 434 km, aunque el modelo probado, una unidad de preproducción sin todas las actualizaciones de software, arrojaba unas cifras inferiores.

Se trata de SUV 100 % eléctrico, que, al igual que el resto de vehículos con baterías, han sido sometidos a pruebas extremas de temperaturas de hasta 40 grados bajo cero.

El objetivo de estas pruebas es comprobar el comportamiento del sistema de arranque y la resistencia a baja temperatura de los componentes de la unidad de potencia, los elementos electrónicos, y la gestión térmica de todo el vehículo, a fin de extraer conclusiones sobre cómo afecta el frío extremo y el hielo a la conducción, la ergonomía y el confort a bordo.

Mustang Mach E
Las entrañas del Mustang Mach-E.

Pero también cómo responde el sistema de carga y el rendimiento de los paquetes de baterías. Si bien en Virginia los inviernos son duros -hasta 13 grados bajo cero-, no llega a las temperaturas extremas de los test.

El experimento comenzó a las 5:45 am con las baterías cargadas al 100 % y a 10 grados bajo cero. No obstante, el frío penalizó esta autonomía hasta mostrar 300 km.

Alex Lauer, habiendo precalentado previamente el habitáculo, dio una vuelta con el coche, paró en un autoservicio y comenzó la prueba, con el vehículo detenido, la calefacción puesta entre 21 y 23 grados orientada hacia los pies y los asientos y volante calefactados activados.

El resultado fue más que aceptable, ya que solo perdió un 25 % de autonomía en 12 horas; la mayor parte en las primeras tres horas:

  • 6 am: 100 % de carga, 300 km de autonomía, temperatura exterior -10,5 grados Celsius.
  • 9 am: 92 % de carga, 263 km de autonomía, temperatura exterior -10 grados.
  • 12 pm: 87 % de carga, 252 km de autonomía, temperatura exterior -7,7 grados
  • 3 pm: 81 % de carga, 231 km de autonomía, temperatura exterior -5,5 grados
  • 6 pm: 75 % de carga, 212 km de autonomía, temperatura exterior -4,4 grados.

En Motorpasión | ¿Estoy preparado para comprar un coche eléctrico? Claves para saber si compensa | Todo lo que hay que saber antes de comprar un cargador para coche eléctrico: tipos de enchufes, potencias, protección IP/IK...

Temas
Inicio