Islandia pone en marcha una planta de captura de CO₂ que atrapará del aire 4.000 toneladas de dióxido de carbono al año

Islandia pone en marcha una planta de captura de CO₂ que atrapará del aire 4.000 toneladas de dióxido de carbono al año
1 comentario

En la isla nórdica de Islandia han construido la planta de captura de carbono más grande del mundo. Comenzó a operar el pasado miércoles y promete capturar, al año, hasta 4.000 toneladas de CO₂ de la atmósfera para liberar aire limpio.

La instalación, bautizada como Orca, ha sido construida a unos kilómetros de Reikiavik, la capital de la isla, por la empresa suiza Climeworks AG, con el apoyo de Microsoft.

Ya hay 15 plantas dedicadas a capturar CO₂

Se compone de ocho módulos de recolección que tienen decenas de ventiladores que se encargan de recoger el aire del entorno, filtrarlo y devolverlo a la atmósfera, reteniendo el CO₂ para después bombearlo bajo tierra.

Obviamente este tipo de instalaciones necesitan una fuente de energía para funcionar y, si son energías renovables es mejor ya que la misma planta sirve para ayudar al medioambiente. La planta funciona gracias a una planta energía geotérmica de la zona -ya que Islandia es una isla volcánica aprovecha el calor de la misma.

Las 4.000 toneladas anuales que recoge la planta equivalen a las emisiones de, aproximadamente, 790 vehículos, en otros datos, sería menos del 1 % de lo que emite un planta de carbón anualmente. El año pasado se emitieron 31.500 millones de toneladas, de acuerdo con la Agencia Internacional de Energía.

Actualmente en el mundo hay 15 plantas que se dedican a capturar el CO₂ de la atmósfera. Aunque, según un informe, harían falta más de 2.000 plantas como esta para que se tenga realmente un impacto climático significativo. La compañía suiza encargada de levantarla ya tiene previsto construir otra más en Noruega.

En Motorpasión | Las tormentas extremas son cada vez más habituales y Europa quiere frenarlas restando emisiones a los coches

Temas
Inicio