El hielo retrocede en Groenlandia. La paradoja que puede beneficiar a los coches eléctricos

El hielo retrocede en Groenlandia. La paradoja que puede beneficiar a los coches eléctricos
8 comentarios

Los efectos devastadores del cambio climático podrían estar posibilitando que varios de los hombres más ricos del planeta -entre los que se encuentran Jeff Bezos, Michael Bloomberg o Bill Gates-, estén invirtiendo en la búsqueda de un valioso tesoro en la costa occidental de Groenlandia: materias primas necesarias para fabricar coches eléctricos como níquel, cobalto o cobre.

Esta oportuna paradoja, vista como posible solución a la escasez global de materias primas, está liderada principalmente por dos empresas con sede en California (EEUU): Bluejay Mining y KoBold Metals.

Según investigaciones de CNN, ambas ya tienen desplegado todo un arsenal tecnológico en las colinas y valles de la isla de Disko y la península de Nuussuaq (Groenlandia).

Cuando una catástrofe se vuelve “una oportunidad”

Groenlandia 2

La desaparición del hielo en el Ártico está poniendo de manifiesto una dicotomía única: Groenlandia es la zona cero de los impactos del cambio climático, pero también podría convertirse en la zona cero para el abastecimiento de los metales necesarios que solucionen la crisis global de escasez de materias primas.

El Círculo Polar Ártico y sus alrededores ya han soportado gran parte del coste de los materiales para los vehículos eléctricos, ya que por ejemplo la mina de níquel Norilsk -el lugar más contaminado del mundo- proporciona el material que está sustituyendo al problemático cobalto y no ha hecho más que generar un nuevo problema.

Y es que al hecho de que el litio suele encontrarse en ecosistemas frágiles, cuando no es así (como en los depósitos de Chile, Bolivia o Argentina) igualmente se necesitan unos dos millones de litros de agua para producir una tonelada de litio.

Cada batería de un coche eléctrico tiene de media unos 160 gramos de Litio metálico por kWh, lo que se traduce en que en una batería de 50 kWh, hay 8 kg de litio. Además, para alimentarlas se necesitan materiales clave como níquel, cobalto o cobre.

En plena transición de la industria automovilística hacia la electrificación total, y sin baterías de producción en masa más sostenibles a la vista por el momento, se espera que la demanda de minerales críticos no deje de aumentar en los próximos años.

Kobold
Trabajador de KoBold en Groenlandia Fuente: CNN

Por eso algunos de los integrantes del “club de los billonarios” que figuran en la lista Forbes de las personas más ricas del mundo estarían respaldando a dos grandes empresas que lideran una expedición en busca de recursos. CNN, apunta a que entre ellos estarían Bezos, Bloomberg y Gates, pero ninguno de los tres ha confirmado a la cadena de noticias que los rumores sean ciertos.

Lo que sí está confirmado es que tanto KoBold Metals como la start-up Bluejay Mining (ambas con sede en California) son las dos empresas que están liderando en la actualidad las exploraciones en Groenlandia. "Buscamos un yacimiento de níquel y cobalto que sea el primero o el segundo más importante del mundo", declaraba el CEO Kobold Metals.

Junto a sus socios de Bluejay Mining han desplegado a un equipo formado por más de treinta personas entre los que se encuentran geólogos, geofísicos, pilotos o mecánicos, que ya están tomando muestras del suelo, y mapeando el terreno con drones y helicópteros.

Costa Groenlandia
Costa de Groenlandia

Entre otras cosas, también llevan a cabo tareas de medición del campo electromagnético del subsuelo y cartografían las capas de roca que hay debajo. Mediante inteligencia artificial, analizan los datos y determinan exactamente “dónde perforar a partir del próximo verano”.

El CEO de Bluejay Mining, Bo Møller Stensgaard, dice que "es preocupante presenciar las consecuencias e impactos de los cambios climáticos en Groenlandia". Al mismo tiempo, ve una oportunidad para que “la exploración y la minería en Groenlandia sean más fáciles y accesibles".

El deshielo está dejando al descubierto terrenos que han estado ocultos durante siglos (incluso milenios) y que próximamente “podrían convertirse en un lugar potencial para la exploración de minerales”. Al menos es la teoría de la Comisión de Investigación del Ártico de Estados Unidos.

Según la agencia, el gobierno de Groenlandia ya ha realizado varias "evaluaciones de recursos en toda la tierra libre de hielo" y "reconoce el potencial del país para diversificar la economía nacional mediante la extracción de minerales".

Sin embargo, a tenor de sus publicaciones, esa postura a favor de la minería no tiene por qué estar reñida con métodos que no acaben por arrasar la zona.

"El gobierno de Groenlandia apoya el desarrollo responsable, sostenible y económicamente viable de sus recursos naturales para incluir la extracción de una amplia gama de minerales", dice el presidente de la Comisión, Mike Sfraga. Está por ver los próximos pasos que se dan en este sentido, pues parece que la minería en Groenlandia en realidad ya está en marcha.

Temas
Inicio