Esta electrolinera cuenta con 72 cargadores y puede recargar hasta 2.000 coches diarios: está en Alemania y vislumbra el futuro

Esta electrolinera cuenta con 72 cargadores y puede recargar hasta 2.000 coches diarios: está en Alemania y vislumbra el futuro
42 comentarios

En Alemania se encuentra una de las mayores electrolineras que hay en el mundo. Entre las grandes ciudades de Múnich y Stuttgart, el complejo de Sortimo cuenta con una estación de servicio para la recarga de coches eléctricos que, a simple vista, recuerda perfectamente a una gasolinera.

Los puntos de carga están alimentados con energía renovable

Electrolinera en Alemania

La electrolinera cuenta con un total de 72 puntos de recarga -potencias entre los 36 kW y 1 MW-, de los cuales 32 cargadores rápidos e incluidos 12 supercargadores Tesla.

Su capacidad de carga es de 2.000 coches eléctricos diarios y toda la energía utilizada para alimentar estos puntos de carga proviene de las placas solares del complejo de Sortimo, para proporcionar así energía renovable.

Por ello, los desarrolladores del proyecto aseguran que se puede ahorrar hasta 30.000 toneladas de CO₂ al año.

La estación de servicio cuenta con diferentes cargadores en función de la potencia de carga requerida, tal y como informan en la entrada del complejo.

Sortimo Innovationspark Laden tarifa

En función del vehículo y el tiempo que se requiera, se puede acceder a la zona de carga correspondiente a través de un sistema de guía.

Cada una de las zonas tiene un precio diferente en función de su capacidad de carga y tienen un cable de carga de 360 ​​grados, que permite una conexión flexible y conveniente.

Los puntos señalados como naranja, que ofrecen una potencia de hasta 35 kW, se encuentran en  una fase de prueba, por lo tanto ofrecerán una capacidad de recarga de 140 kW a precio de 35 céntimos el kWh.

A la hora de recargar, no es necesario reservar estación de carga y se puede realizar el pago a través de la app de la estación de servicio o en ventanilla al personal directamente como una estación de servicio de gasolina.

En el caso de los conductores de Tesla, el cargador solo se puede utilizar y controlar mediante el propio software de Tesla.

El principal problema que se puede encontrar es que si coincidiese que todos los cargadores están ocupados, la red tendría que repartirse y, como consecuencia, la carga de los coches eléctricos fuese mas lenta al tener que reducirse la potencia.

De momento esta es la primera electrolinera de este tipo y que recuerda a una gasolinera, pero si la popularidad del coche eléctrico sigue aumentado -aunque de momento en nuestro país solo copan el 7 % del mercado total- el despliegue de estas estaciones de servicio puede incrementarse.

En Motorpasión | Aparcar en una zona reservada para la recarga de coches eléctricos: casos en los que te pueden multar

Temas
Inicio