China está acaparando litio de todo el mundo a lo bestia, y lo va a pagar a cualquier precio

China está acaparando litio de todo el mundo a lo bestia, y lo va a pagar a cualquier precio
11 comentarios

Sin lugar a dudas el litio es y será la materia prima más importante en la industria automotriz: para satisfacer la ingente demanda de este metal blando se estima que serán necesarias 384 nuevas minas en la próxima década.

En este escenario, una subasta de concentrado de espodumena (litio parcialmente procesado) de la minera australiana Pilbara ha conseguido atraer una oferta récord por parte de un comprador que pagará la tonelada a 7.708 dólares.

Según explica Bloomberg, la venta del cargamento de 5.000 toneladas supone un precio récord, puesto que en la anterior subasta se pagó la tonelada a poco más de 7.000 dólares.

Este cargamento de espodumena se irá a China, donde debido a la escasez de suministro a corto plazo y los altos precios, los intermediarios han dirigido su atención a la subasta de concentrados extranjeros para abordar sus necesidades.

Cohce Electrico

Según datos de importaciones, la importación de concentrado de espodumena en China ha ido creciendo mes a mes. El país importó 293.202 de toneladas métricas de concentrado de espodumena en julio, un 41% más en el mes y un 78 % más en 2022.

Si bien más de la mitad de los recursos mundiales de litio se encuentran en América del Sur y Australia, China está recorriendo el mundo en busca de nuevas fuentes del metal, desde la meseta tibetana de Qinghai y otros lugares, pero cada vez más en África.

El litio es un 1.150 % más caro que en 2020

La espodumena es más barata porque requiere de un proceso productivo que incluye su concentración, la extracción del litio que contiene, su purificación y posterior precipitación, dando lugar al cloruro de litio, al bromuro de litio y al hidróxido de litio.

Bloomberg
Gráfico sobre la evolución de los precios del litio. Fuente: Bloomberg.

Es precisamente este, junto al carbonato de litio, cuyos precios se han disparado al estar procesados.

Si miramos al carbonato de litio, el compuesto de litio más utilizado sobre todo en las baterías LFP y NCM, está por las nubes desde julio y ahora se paga a más de 76.000 dólares la tonelada en los contratos de noviembre.

El principal material de la batería se ha triplicado aproximadamente en el último año y es más de un 1.150 % más alto que en julio de 2020, cuando tocó mínimos.

Una presión añadida para los fabricantes de coches eléctricos y sus márgenes de beneficios, pues siguen enfrentando las consecuencias de la crisis energética, los cuellos de botella en la cadena de suministros, y materias primas cada vez más caras que empujan la inflación a cifras nunca vistas.

Y las cosas no tienen pinta de que vayan a mejorar, pues la oferta sigue siendo la que es, con China acaparando el mercado, mientras que la demanda está disparada.

La Sociedad Química & Minera de Chile SA, o SQM, el segundo productor de litio del mundo, pronostica un "mercado muy ajustado" para el litio en los próximos años mientras que Mineral Resources Ltd., un proveedor de materias primas de litio con proyectos en Australia, pronostica que la producción podría tardar una década en alinearse con la demanda.

Temas
Inicio