Compartir
Publicidad

Victoria de Daniel Ricciardo en el GP de Mónaco con un Red Bull con 160 CV menos

Victoria de Daniel Ricciardo en el GP de Mónaco con un Red Bull con 160 CV menos
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Victoria de Daniel Ricciardo en el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1 por delante de Sebastian Vettel y Lewis Hamilton. El piloto de Red Bull hizo valer su pole position de récord para mantenerse en la primera posición. A pesar de que a mitad de la carrera su motor eléctrico dejó de funcionar, el australiano fue capaz de gestionar su ventaja para conseguir una importante victoria. Fernando Alonso se retiró con problemas en la caja de cambios.

La clasificación del Gran Premio de Mónaco es quizá la más importante de la temporada por la dificultad de adelantar en el trazado monegasco. Los nuevos Fórmula 1, más rápido pero también más anchos, no parecía que fuesen a ayudar mucho, y hecho, no lo hicieron. Aun así, ningún piloto quiso arriesgarse demasiado en la salida para evitar quedase fuera de juego demasiado pronto.

salida-gp-monaco-2018

Daniel Ricciardo mantuvo la primera posición sin grandes problemas mientras Sebastian Vettel por detrás presionaba pero sin perder los nervios. Tampoco lo hacía Lewis Hamilton en el la tercera posición. Los Mercedes llegaron a esta carrera conscientes de que es la que menos se ajusta a su monoplaza por lo que la tercera y quinta posición de sus pilotos el sábado, no parecía tan grave como en otras ocasiones.

Fernando Alonso y Carlos Sainz tenían un salida limpia también en la séptima y octava posición por detrás de un moderado Esteban Ocon que pronto perdía el contacto con los hombres de delante.

El único que aprovechó la salida para ganar plazas era Max Verstappen. En un accidente en la tercera sesión de entrenamientos libres destrozó su RB14 y el equipo no llegó a repararlo a tiempo para la clasificación por lo que partió en la última posición de la parrilla. Carrera complicada para el de las bebidas energéticas en un fin de semana en el que el Red Bull era superior al resto de sus rivales.

A la dificultad para adelantar, se le sumaron en este gran premio unos neumáticos que no ayudaron mucho a aumentar el espectáculo. El compuesto hiperblando -el más blando de toda la gama de Pirelli- fue el elegido por todos los pilotos para la clasificación, pero en carrera no aguantó muchas vueltas.

Hamilton fue el primero en parar. Lo hizo en la vuelta número 12 y montó el compuesto hiperblando-el segundo más blando de la gama de Pirelli, ¡menudo lío!-, marcado en morado, para intentar superar a un Vettel que respondía cuatro vueltas después. Montó los mismos neumáticos que el británico con la intención de llegar al final de la carrera.

hamilton-parada-boxes-monaco

El líder de la carrera, Ricciardo, hizo lo propio una vuelta después. El único que arriesgó un poco fue Valtteri Bottas que probó suerte con el superblando -el tercero más duro de la gama de Pirelli- después de que Hamilton hubiese reportado al equipo por la radio que no se sentía cómodo con el compuesto que habían elegido para él.

El golpe de efecto de la carrera tenía lugar en la vuelta número 29 cuando Ricciardo sufrió un problema en el motor eléctrico de su coche que provocó Vettel se acercase mucho. Sin embargo, el de Ferrari tenía que bajar el ritmo por culpa del graining -ampollas en la superficie del neumático- que todos, a excepción del Red Bull, sufrían.

Algo similar le sucedió a Fernando Alonso hacia la vuelta cincuenta. La luz roja en la parte trasera de su monoplaza en aceleración, no dejaba lugar a duda, algo iba mal. Para colmó en la vuelta 53, falló también la caja de cambios obligándole a abandonar.

alonso-abandona-monaco

Carlos Sainz tampoco lo tuvo nada sencillo. Su Renault no rindió al 100% y el equipo le obligó a dejar pasar a su compañero de equipo Nico Húlkenberg cuando estaba luchando por mantener posición con él y con Max Verstappen.

Cuando todo parecía haber terminado, Charles Lecrerc se quedó sin frenos en la salida del túnel y se por delante a Brendon Hartley en la chicane. A pesar de la brutalidad del accidente, tan solo fue necesario el safety car virtual.

accidente-hartley-leclerc

Finalmente,** victoria de Daniel Ricciardo en el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1** con un monoplaza con solo seis de las ocho marchas operativas. Una gesta que recuerda a la de Michael Schumacher en el Gran Premio de España del 95, con la caja de cambios dañada.

Segunda posición para Sebastian Vettel que se tuvo que conformar con esperar que sucediese algo que le ayudase, pero finalmente no llegó. No debemos olvidar que este ha sido uno de los pocos Grandes Premios de Mónaco en los que no ha salido el safety car. Lewis Hamilton, tercero, se ha mostrado satisfecho con lo conseguido en las calles de Mónaco.

La cuarta posición de la parilla ha sido para un Kimi Raikkonen que consiguió mantener a raya a Valtteri Bottas que lo intentó una y otra vez a lo largo de la carrera. Por detrás, satisfactoria sexta posición para Esteban Ocon seguido por Pierre Gasly, Nico Hülkenberg y Max Verstappen que vio finalizada su agónica remontada tras el Renault. Carlos Sainz, por su parte, ha finalizado 10º.

La próxima cita tendrá lugar en dos semanas en el Circuito de Montreal, en Canadá.

Más información | Resultados completos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos