Compartir
Publicidad
Publicidad

Tributo al Mundial de Rallyes: recuérdame por lo que soy

Tributo al Mundial de Rallyes: recuérdame por lo que soy
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Este próximo verano se harán ocho años de aquel Rallye de Alemania en el que decidí comenzar a hacer videos con las que para mi eran las mejores imágenes de los rallyes. Comenzó siendo una hobbye y poco a poco se convirtió en una pasión, una forma de hacer llegar al resto del mundo que tal vez no tenía acceso a las imágenes el mismo sentimiento y amor por un deporte que en esos momentos yo padecía.

Gracias a los videos, me llegó la oportunidad a través de S. Marcus de probar suerte en una faceta en la que nunca había profundizado demasiado; escribir, informar y dar mi opinión sobre los distintos campeonatos de rallyes que hay por el mundo. El próximo mes de marzo harán seis años de mi llegada a Racingpasión, algo que una vez más me hace volver la vista atrás y buscar en el baúl de los recuerdos.

Ese baúl que siempre me ha gustado compartir con todos vosotros, en el que podemos ver al Mundial de Rallyes tal y como es, posiblemente una de las categorías más difíciles y difíciles del planeta. No puedo evitar sufrir cada vez que soy consciente de la total marginación a la que se somete a este deporte maravilloso, el cual todavía consigue erizarme el vello como el primer día que vi en la década de los noventa a Carlos Sainz luchando con un volante por ser el más rápido.

Sufrimos del olvido de la prensa generalista deportiva, pero casi es peor ver cuando se acuerdan de nuestros queridos rallyes. Está claro que competir en este tipo de categorías de automovilismo es peligroso, nunca debemos olvidar la frase de “Motorsport can be Dangerous”, sin embargo, ¿qué no lo es en esta vida? Veo las imágenes de Walter Röhrl llevando al límite el Audi, a Markku Alen bailando junto al 037 o a Loeb volando sobre la nieve del Monte-Carlo y prefiero recordar, recordar el WRC por lo que es y enseñarle a todo aquel que lo quiera ver que esto son los rallyes, lejos de ser sólo las victorias españolas, lejos únicamente de los accidentes, pura pasión por lograr ser el más rápido.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos