Compartir
Publicidad

México recibe a la Fórmula 1 23 años después

México recibe a la Fórmula 1 23 años después
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La última vez que la Fórmula 1 pisó tierras mexicanas fue en un ya lejano 1992. Aunque poco tiene que ver el panorama de la Fórmula 1 actual con aquel que visitó el trazado del Autódromo Hermanos Rodríguez que aquel año coronó a Nigel Mansell con uno de los coches más dominadores de la historia: el Williams-Renault FW14B.

Sí, esta temporada, curiosamente, vuelve a haber en pista un coche dominador como hacía tiempo no se veía (ni tan siquiera los Red Bull en sus buenos años tuvieron la superioridad que tiene a día de hoy Mercedes), pero la evolución de la Fórmula 1 en esos más de 20 años, y las ganas de volver a disfrutarla de un país que adora esta competición, harán de este fin de semana un Gran Premio de México muy especial para todos.

El trazado mexicano es muy técnico, con tres sectores bien diferenciados entre ellos que supondrán un interesante reto para pilotos e ingenieros. La combinación de curvas rápidas, medias y lentas con dos buenas rectas (este será el circuito en el que se alcance la segunda velocidad máxima más elevada tras Monza) conferirán un extraordinario escenario en el que ver un buen espectáculo. Qué mejor que ver una vuelta virtual al remodelado Autódromo Hermanos Rodríguez de la mano del piloto mexicano Sergio Pérez.

Un circuito remodelado por descubrir

Todos los integrantes del circo de la Fórmula 1 están ya impacientes por saltar a una pista totalmente desconocida para todos, de la que habrá que empezar a recoger datos cuanto antes. Aunque no sea tan crítico por disponer de motores turbo, el hecho de que se trate del circuito con una altitud más elevada del campeonato (2.200 metros) también será un factor a tener en cuenta a la hora de reglar los monoplazas.

Será un fin de semana especial por diversos motivos. Uno de ellos, el retorno al escenario donde Honda consiguió su primera victoria de Fórmula 1 hace 50 años y unos pocos días. Pero a buen seguro habrá otras sorpresas, como el más que probable anuncio de la entrada del piloto mexicano Esteban Gutiérrez en 2016 a la escudería Haas. Y claro: el Gran Premio de casa de un Sergio Pérez que llega en un estado de forma extraordinario y que será empujado por todos sus aficionados que a buen seguro llenarán el circuito mexicano.

¡Como para perderse el Gran Premio de México de Fórmula 1!

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos