Compartir
Publicidad

¿Y McLaren qué, otra vez campeón de la pretemporada de Fórmula 1?

¿Y McLaren qué, otra vez campeón de la pretemporada de Fórmula 1?
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una pretemporada más de Fórmula 1 acaba en Montmeló y un año más el resurgir de McLaren parece a la vuelta de la esquina. Los pilotos del equipo de Woking ha liderado dos de las ocho jornadas de pruebas, una Carlos Sainz y la otra Lando Norris, y han quedado segundos en otras dos, también una para cada piloto. Ante tan exuberante rendimiento, ¿quién podría dudar de McLaren?

Además, a diferencia de otras pretemporadas, el nuevo MCL34 ha podido rodar mucho desde el principio. Carlos Sainz hizo solo el primer día 119 vueltas, 21 más que las que hicieron entre Alonso y Vandoorne en los tres primeros días de la pretemporada de 2018. El año pasado, el McLaren solo pudo superar las 100 vueltas en dos jornadas de test, este año lo ha hecho en cinco y apenas ha tenido problemas de fiabilidad. Son avances halagüeños.

McLaren, con hiperblandos y poco combustible

Lando Norris Test Barcelona

Sin embargo, si comparamos con la pasada temporada, descubrimos que Fernando Alonso también lideró uno de los días de pretemporada, el tercero, y que Stoffel Vandoorne consiguió dos segundos puestos, pese a todos los problemas mecánicos que impidieron a McLaren rodar con continuidad. Luego, pese a que las particularidades del trazado de Albert Park permitieron mantener el maquillaje unas semanas más, la temporada se acabó destapando como desastrosa.

La clave está en los neumáticos. Mientras el resto de equipo lleva a cabo sus pruebas pertinentes, McLaren siempre se reserva unos giros en torno a la media mañana para montar los neumáticos más blandos de gama, en 2018 llamados hiperblandos, en 2019 C5, descargar de combustible el coche y conseguir un tiempo que les aúpe a lo más alto de la tabla. La mayoría de días el resto de equipo ni siquieran usa este compuesto, ya que suelen reservarlo para los dos últimos test.

Carlos Sainz Montmelo 2019

No es ninguna estrategia nueva. Durante años hemos visto cómo equipos con pocos patrocinadores dominaban las sesiones de pretemporada a modo de reclamo desesperado para que alguien pegase su pegatina en el pontón. Por eso, tampoco es de extrañar, ni criticable, que un equipo como McLaren, con muy pocos apoyos económicos, decida situarse artificialmente en lo alto de la tabla.

El propio Carlos Sainz reconocía ante la prensa que "es difícil decir si el McLaren es un coche de Q3", pese a que el piloto madrileño había liderado la tabla de tiempos esa misma mañana. Además, Sainz añadió que "todavía no estamos donde queremos estar y tenemos áreas donde mejorar, así que tenemos que trabajar duro”. Un frenazo en seco a la nueva burbuja de pretemporada de McLaren.

Lando Norris Pretemporada 2019

Nada de esto significa que el nuevo MCL34 sea por tanto una ruina. Que haya podido llegar a las 900 vueltas en pretemporada, por las menos de 600 del año pasado, es una espléndida noticia. Y que Sainz haya mejorado en más de ocho décimas el mejor tiempo de Alonso del año pasado, también. Pero, en el mejor de los casos, un objetivo optimista para McLaren con estos datos sería estar en los puntos con regularidad y pescar algún podio en una carrera alocada. Y eso siendo muy optimistas.

Además el chasis del MCL34, a diferencia del coche de 2018, está expresamente diseñado para acoplarse al motor Renault, y, aunque Fernando Alonso finalmente no ha podido rodar en los test, la experiencia de Carlos Sainz es suficiente para encontrar la dirección correcta de desarrollo.

McLaren, una leyenda en apuros

Carlos Sainz Debut Mclaren

Si algo diferencia a McLaren de estos equipos que buscan patrocinador es el revuelo que genera alrededor. Pese a no tener ya a una estrella como Fernando Alonso, que sigue merodeando en torno al equipo, McLaren es el segundo equipo más grande de la historia y atesora en sus vitrinas doce títulos de pilotos, ocho de constructores y 182 victorias.

Para el aficionado es difícil de entender que un equipo con semejante palmarés, pilotos y recursos económicos lleve cinco años sin hacer un podio, siete sin ganar una carrera, once sin ganar un mundial de pilotos y 21 sin llevarse el de constructores. Una crisis histórica que amenaza con convertir a un equipo legendario de la Fórmula 1 en una parte semiresidual de la competición.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio