Compartir
Publicidad
Publicidad

Cuando mejorar es una obligación en F1

Cuando mejorar es una obligación en F1
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya hace unos cuantos años que el desarrollo de los monoplazas durante la temporada de Fórmula 1 es un factor crítico para ser capaz de mantener el mismo nivel de rendimiento en pista a medida que el resto del pelotón va mejorando. Muchos son los equipos que se han descolgado de las primeras posiciones tras un buen inicio de campeonato por una nula capacidad de desarrollo (a veces a nivel técnico, a veces económico).

En realidad, mejorar carrera tras carrera se ha convertido ya en algo absolutamente imprescindible en esta Fórmula 1. Los equipos traen nuevos desarrollos en cascada a cada Gran Premio, y el que se despista puede ver como en apenas unos días, 4 o 5 monoplazas que antes estaban por detrás, pasan a estar por delante. En el Gran Premio de Austria de este fin de semana podremos apreciar este tipo de batalla técnica vistas las intenciones de varios equipos.

Williams, Lotus y McLaren a la carga

Es el caso de Williams. Tras su buen papel en Canadá, Williams ha puesto el punto de mira en Ferrari, a quien pretende dar caza para robarles el honor de ser el segundo mejor equipo de la parrilla, después de Mercedes, por supuesto. Williams empezó el año muy mal, incumpliendo las expectativas puestas sobre su monoplaza a tenor del tramo final de 2014. Pero en el Red Bull Ring Williams pretende introducir en el FW37 el paquete de desarrollo más importante del año, por lo que no sería de extrañar que si todo funciona como se espera, estén en disposición de pelear con los Ferrari en una pista que además le sentará muy bien al monoplaza británico.

Romain Grosjean Lotus E23

También Lotus está pensando en superar ya a los Red Bull en cuanto a prestaciones en pista se refiere. Es evidente el gran handicap de motor que tiene el equipo que da nombre al circuito donde se disputa el Gran Premio de Austria. Y precisamente Lotus, que este año monta motor Mercedes tras abandonar a Renault, dice haber entendido ya su nueva unidad propulsora y estar en disposición de empezar a exprimir seriamente el potencial de su E23. Además, ahora vienen una serie de circuitos que se adaptarán muy bien a las características de su monoplaza, por lo que si Red Bull no espabila, podría ver como Lotus empieza a acabar carreras regularmente por delante de ellos.

Finalmente, otro equipo del que se espera un gran paso adelante en Austria es de McLaren-Honda. No sólo a nivel de motor, que debería seguir mejorando con urgencia carrera tras carrera, sino que la propia McLaren trae a Spielberg diversas novedades en el chasis, entre las que destaca un nuevo morro corto del que se espera una mejora de prestaciones notable. Sin embargo, como el propio Fernando Alonso declaró el otro día, las mejoras que busca McLaren son ya más pensando en 2016 que en esta temporada, en la que dentro de muy poco tanto Button como Alonso empezarán a penalizar por tener que recurrir a sus quintas unidades de potencia.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos