Compartir
Publicidad
Cuando Alfa Romeo era referente en Fórmula 1 con Farina y Fangio
Fórmula1

Cuando Alfa Romeo era referente en Fórmula 1 con Farina y Fangio

Publicidad
Publicidad

Alfa Romeo vuelve a la Fórmula 1 junto al equipo Sauber. Una noticia que ha tenido gran acogida entre los aficionados que celebran que una formación con la historia del fabricante italiano haya vuelto a confiar en la Fórmula 1 para mejorar su imagen de marca.

A pesar de su llegada al equipo de Hinwil y de la notable mejora que tendrán en la unidad de potencia Ferrari -pasarán de la de 2016 a la de 2018- no podemos esperar que el equipo vaya a dar un gran salto cualitativo. Olvidemos el presente y buceémos en el pasado, cuando Alfa Romeo ganaba carreras y campeonatos.

A lo largo de la historia del equipo de Milán en la Fórmula 1, ha participado -de un forma u otra- en 110 Grandes Premios a lo largo de 9 temporadas. Ha tenido entre sus filas a diecinueve pilotos que han pilotado once modelos. 10 victorias, doce pole position, catorce vueltas rápidas y dos Campeonatos del Mundo de Pilotos, son el orgullo de Alfa Romeo en la categoría.

La primera victoria

farina-alfa-romeo-gp-uk-1950

La primera victoria de Alfa Romeo en la Fórmula 1 fue en el Gran Premio de Gran Bretaña de 1950 en el Circuito de Silverstone, primera carrera de la temporada. Giuseppe Farina subió a lo más alto del podio con el Alfa Romeo 158.

La carrera tuvo lugar el 13 de mayo y de los veintidós pilotos que se dieron cita para la carrera, 21 de clasificaron para la carrera pero tan solo once consiguieron cruzar la línea de meta. Alfa Romeo participó con cuatro pilotos Farina, Juan Manuel Fangio, Luigi Fagioli -más conocido como "El ladrón de Abruzzi"- y el piloto de la casa, Reg Parnell.

Velika Britanija Profil 7

Farina fue el más rápido de la clasificación seguido por otros dos coche de la escudería de Milán que le acompañaron en la primera fila, por lo que partía en la carrera con ventaja. Tras aguantar en la salida el piloto italiano se colocó en la primera posición por delante de Fagioli y Fangio con quienes intercambió posiciones en las primeras vueltas.

Fangio se tuvo que retirar con problemas de motor y Farina consiguió distanciarse en la primera posición para cruzar la línea de meta en primera posición ante los 200.000 espectadores presentes.

Dos años de dominio

alfa-romeo-fangio

Entre 1950 y 1951 entre Farina y Fangio sumaron diez victorias que les sirvieron a cada uno de ellos para alzarse con el Campeonato del Mundo de Pilotos y a Alfa Romeo para alzarse a lo más alto de la competición en ese momento.

La última victoria de la escudería como tal, fue en una carrera que nos pilla muy de cerca. Fue en el Gran Premio de Pedralbes de 1951, el primer encuentro puntuable celebrado en España que además que ejercía como carrera final del Campeonato.

Fangio y Alberto Ascari se jugaron el Campeonato. Aunque el coche del segundo, un Ferrari 375, era más rápido que el Alfa Romeo 159 del argentino, la elección de los neumáticos hizo que la victoria recayese por segundo año consecutivo en las manos de un piloto de la escudería del quadrifoglio verde.

Falta de fondos para continuar

Eedaff7663780e398f47a35fdee5399b Martini Racing F Racing

Tras la victoria y para sorpresa de todos los presentes, Alfa Romeo anunció que dejaba las carreras por falta de fondos. El 159 podría haber continuado compitiendo sin evolucionar pero un drástico cambio de normativa, que tenía como objetivo reducir costes, hizo que el “Alfetta” se quedase fuera de juego.

A mediados de los sesenta Alfa Romeo volvió a la Fórmula 1 pero en esta ocasión solo como motorista. La experiencia no duró mucho tiempo y tras unos años alejados volvieron en los setenta. El proyecto más serio que tuvieron en la época fue el que dieron comienzo en el año 76 junto a Motor Racing Developments -empresa de Bernie Ecclestone- que gestionaba el equipo Braham.

En la nueva etapa que Alfa Romeo ha comenzado junto al equipo Sauber, a pesar de que es un nuevo capitulo en la historia de la marca, su participación en la producción de los monoplazas vuelve a disminuir. En esta ocasión ni siquiera ejercen de motoristas, tan solo ponen el nombre a un equipo que estaba a punto de caer en bancarrota.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos