Compartir
Publicidad
Así es Bernie Ecclestone, el hombre que inventó la Fórmula 1 actual
Fórmula1

Así es Bernie Ecclestone, el hombre que inventó la Fórmula 1 actual

Publicidad
Publicidad

Con 86 años y casi cuatro décadas como mandamás de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone abandona el puesto de manera fulminante con la llegada del gigante de las comunicaciones Liberty Media. Gran responsable de lo que es hoy por hoy la Fórmula 1, Ecclestone es todo un personaje que de algún modo seguirá ligado al circo con el cargo de Presidente Honorífico.

Guste o no, Bernie es una pieza clave de la historia del automovilismo que apareció de la nada y se convirtió en el hombre que movía todos los hilos hasta dar forma a lo que hoy es la F1. O al menos así ha sido hasta ahora, cuando ni todo su poder han conseguido evitar la jubilación forzada de un personaje para el que muchos pensábamos que no había reemplazo posible.

De familia de pescadores a artífice de la F1 actual

Bernie Ecclestone Formula 1 1

Aunque no lo creas, Bernie Ecclestone también fue piloto y llegó a correr en el Gran Premio de Mónaco de 1958, aunque no se clasificó

Aunque ha acabado por convertirse en uno de los hombres más ricos de Inglaterra y su imagen se asocia con el prestigio y las altas esferas, Bernie Ecclestone nació en 1930 en Ipswich siendo hijo de un pescador. No fue a escuelas caras ni fue brillante en los estudios, de hecho los dejó con 16 años para empezar a trabajar y pagarse su pasión por las motos.

Esta afición por el motor fue creciendo y empezó a aflorar su devoción por al automovilismo a partir de 1949, año en el que comenzó a competir en la Fórmula 3 con coches de 500 cc en los circuitos más próximos a su residencia. Pocos años después sufriría un grave accidente tras un choque y empezó a reconducir su vida profesional, esta vez como empresario.

Bernie Ecclestone Formula 1 3

Ecclestone ya tenía experiencia en los negocios, tras la Segunda Guerra Mundial había fundado la compañía Compton & Ecclestone dedicada a vender coches y motocicletas, así que su visión seguía ligada con la competición, pero focalizada en un plano mucho más empresarial. En 1957 hizo su gran apuesta: comprar su primer equipo de Fórmula 1.

Se hizo con la escudería Connaught al mismo tiempo que comenzó a desarrollar su faceta de mánager poniéndose al servicio del piloto británico Stuart Lewis-Evans que militaba en sus filas. Un año después a Bernie le hizo ilusión probar suerte, y volvió a enfundarse el mono y ponerse a los mandos de uno de sus coches en el Gran Premio de Mónaco de 1958, pero no logró clasificarse.

Ecclestone, un genio polémico

Bernie Ecclestone Formula 1 4

Aunque Lewis-Evans cambió de equipo, Ecclestone mantuvo su relación como representante hasta que en el Gran Premio de Marruecos de 1958 en el circuito de Ain-Diab el piloto perdió la vida a consecuencia de las quemaduras sufridas por la explosión del motor de su coche. Este hecho hizo que las ganas de correr de Ecclestone desaparecieran por completo, pero no su devoción por el automovilismo.

Poco a poco su cartera se fue ampliando. Se convirtió en mánager de Jochen Rindt hasta el momento de su fallecimiento en Monza y proclamación como campeón a título póstumo en 1970, entró como copropietario en el equipo Lotus de Fórmula 2 y en 1972 compró Brabham para iniciar su soberanía en la floreciente F1 al formar la Asociación de Constructores de Fórmula 1 (FOCA), organismo del que asumiría el control en 1978.

Bernie Ecclestone Formula 1 6

Durante los '70, primero con la FOCA y después con la FOPA, las raíces de Ecclestone cada vez se hicieron más profundas en el control de la Fórmula 1

No mucho después también creó la Formula One Promotions and Administration (FOPA) con la que pasó a gestionar los derechos de imagen del campeonato y cuyas ganancias empezó a repartir en un 47% para los equipos, un 30% para la FIA y un 23% a la FOPA. Sí, casi una quinta parte de los ingresos por derechos televisivos iban para empresas del propio Ecclestone, a cambio de asumir los premios en metálico. Desde entonces, los derechos han estado en manos del capo.

Entre no pocos escándalos en los que se ha visto envuelto, Bernie Ecclestone ha extendido sus redes a través de varias sociedades que controlaban de uno u otro modo el funcionamiento del campeonato. Al final todo pasaba por sus manos, desde las operaciones deportivas hasta las más comerciales, sin olvidarse de los aspectos técnicos del reglamento.

Declaraciones tan polémicas como que "la muerte de Senna fue buena para la Fórmula 1" no le han labrado precisamente una gran popularidad, hasta el punto que en el Gran Premio de Estados Unidos de 2005, tras la negativa a salir a pista de 14 de los 20 coches de la parrilla por cuestionando la seguridad de los neumáticos Michelin, prácticamente todos le señalaron a él como culpable, aunque en realidad no lo era.

Bernie Ecclestone Formula 1 2

Ahora, poco menos de 40 años después, Ecclestone dice adiós a la que ha sido su casa, una casa construida con sus propias manos. El nombramiento como Presidente Honorífico no deja de ser una salida por la puerta de atrás abierta por Liberty Media, una empresa que tomará lo creado por Ecclestone y le va a dar una forma más al estilo americano. Algo que seguro que no le hace ninguna gracia a Bernie.

Entre otras cosas porque pese a toda la polémica que rodea toda su figura, Ecclestone ha sido hasta el 23 de enero de 2017 la persona con más conocimientos y experiencia acerca de la Fórmula 1. Nadie como él conoce el gran circo y su funcionamiento y ni siquiera una nueva cúpula compuesta por tres pesos pesados como Chase Carey, Ross Brawn y Sean Bratches van a ser capaces de igualar las aptitudes para la gestión de Ecclestone.

Fotos | Bertho RF1, Paul Williams, [Silverstone Circuit](https://www.flickr.com/photos/silverstonecircuit/), Red Bull Content Pool

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos