Compartir
Publicidad
Publicidad

¡Es oficial! Dar la vuelta al Mundo en un Ford T mola casi tanto como Dirk y Trudy Regter

¡Es oficial! Dar la vuelta al Mundo en un Ford T mola casi tanto como Dirk y Trudy Regter
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dirk y Trudy Regter son dos intrépidos aventureros. Pero de verdad. Sólo así se entiende que este insólito matrimonio de holandeses lleve desde el año 2012 embarcado en la odisea de dar la vuelta al mundo con un Ford T de 1915.

En una primera etapa, los Regter recorrieron 22.000 kilómetros en 180 días para cubrir la distancia entre Edam (Países Bajos) hasta Ciudad del Cabo (Sudáfrica). Un año más tarde cruzaron Estados Unidos y Canadá, con 28.000 kilómetros en 180 días más, y ya en 2014 viajaron otros 180 días por Sudamérica, hasta completar 26.000 kilómetros más.

Vuelta Mundo Ford Model T 30

La historia de esta pareja no termina aquí. Los planes de dar la vuelta al mundo en un Ford T siguen adelante. Durante este 2016 y 2017 quieren seguir su viaje a través de Nueva Zelanda, Australia, Indonesia e India, cruzando el Himalaya hasta China, a través de Mongolia y de vuelta a Holanda cruzando Europa Central.

“Soy bastante mañoso y un destornillador, un martillo, algo de cinta adhesiva, unas bridas y correas tensoras te pueden llevar muy lejos.”
Vuelta Mundo Ford Model T 35
“En la frontera entre Sudáfrica y Botsuana conocimos a un granjero que tenía un viejo Ford T en el granero y nos dio la rueda de repuesto de regalo para el camino.”

Estos Marco Polo del Ford T se mueven por el mundo debido a una buena causa. Los 76.000 kilómetros que llevan recorridos están sirviendo para apoyar diversos proyectos impulsados por la organización internacional SOS – Aldeas infantiles. Y, tal y como podemos escuchar y ver a continuación, el alucinante viaje de los Regter les ha supuesto una aventura en toda regla:

Dirk y Trudy Regter están jubilados, y desde 1997 son propietarios de este Ford T. Antes, Dirk Regter ya tuvo un Ford T de 1923 y un Ford Model A de 1928. Se trata de una pasión por los primeros modelos de la marca que le viene de herencia, a través de su padre y de su abuelo.

El Ford T de los Regter cuenta con un motor de gasolina 3.0 litros y las mismas especificaciones técnicas que cuando salió de la fábrica en 1915, además de neumáticos más grandes para las llantas con radios de madera, que hacen que el viaje sea más suave y soportable en recorridos largos. Si un juego de neumáticos puede durar unos 15.000 kilómetros en carreteras normales, algunos de los caminos sin asfaltar que han recorrido los Regter en África y Sudamérica habrían supuesto un quebradero de cabeza para esta pareja de jubilados que acaban de convertirse en nuestros héroes.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos