Publicidad

Ford GT Mk II: una bestia de circuito que deja atrás las limitaciones de la competición, con 710 CV

Ford GT Mk II: una bestia de circuito que deja atrás las limitaciones de la competición, con 710 CV
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Un par de semanas atrás Ford mostraba una imagen a modo de teaser de su nuevo Ford GT, y la marca americana acaba de desvelarlo finalmente durante el primer día del Goodwood Festival of Speed. Se llama Ford GT Mk II y es una edición limitada enfocada exclusivamente a los circuitos.

Si bien se especuló con que esta nueva variante del Ford GT podía ser un futuro hiperdeportivo para la futura categoría reina del WEC, finalmente estamos ante una versión de circuito del Ford GT, que prescinde de las limitaciones de la competición para ofrecer las máximas prestaciones en pista.

Creado por Ford Performance y Multimatic (la compañía canadiense que lo fabrica), este Mk II estará limitado a 45 unidades, con un precio unitario de 1,2 millones de dólares (alrededor de un millón de euros), y se ha desarrollado con el objetivo de desplegar todo el potencial del Ford GT, ya que no ha de atenerse a la normativa de ninguna disciplina de competición.

Ford GT Mk II
Ford GT Mk II

Más potencia, menos peso y mejor aerodinámica

El motor 3.5 litros V6 Ecoboost del Ford GT alcanza ahora los 710 CV de potencia, es decir, alrededor de 200 CV adicionales con respecto a la variante de competición. El cambio sigue siendo el mismo, de doble embrague y siete marchas, pero con una puesta a punto específica para circuito.

El coche pesa 90 kilogramos menos, ya que prescinde de la suspensión de altura variable del modelo de calle a favor de una con altura fija y amortiguadores ajustables DSSV de cinco ajustes. Las llantas forjadas de aluminio y 19 pulgadas calzan neumáticos Michelin de competición, que facilitan una aceleración lateral máxima superior a 2G, y esconden discos de freno Brembo carbocerámicos (como el de calle).

El alerón trasero, por ejemplo, genera más carga aerodinámica que la versión de carreras (y un 400 % más que el GT de calle), y tanto el difusor como el splitter delantero de competición o los diferentes aletines aerodinámicos contribuyen a equilibrar el coche.

Ford GT Mk II
Ford GT Mk II

Ford destaca medidas de refrigeración adicionales, como un intercooler con inyección de agua o una nueva entrada de aire en el techo, que recuerda a la del coche de competición y sirve para llevar aire a los radiadores del motor, del embrague y de la transmisión.

Como es lógico, el habitáculo cuenta con un asiento de carreras Sparco, fabricado a medida y con arneses de seis puntos, así como un display MoTeC con sistema de adquisición de datos o función de cámara de visión trasera. Un segundo baquet se ofrece como opción.

El modelo se fabrica en la factoría de Markham, Ontario (Canadá), donde nace como un Ford GT convencional, para después ser trasladado a otras instalaciones de Multimatic Motorsport donde finalmente se convierte en el Ford GT Mk II, que por cierto no lo vende Ford sino Multimatic directamente.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir