Compartir
Publicidad
Publicidad

Un Ford Roadster de 1932 es el Hot Rod más bestial que hemos visto en mucho tiempo

Un Ford Roadster de 1932 es el Hot Rod más bestial que hemos visto en mucho tiempo
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los movimientos típicamente americanos que más nos gusta en Motorpasión es el de los Hot Rod, cuyas creaciones parecen tener un único propósito: ser más brutos que el vecino. Y hablando de brutalidad no podíamos dejar pasar este Ford Roadster "Double Down" de 1932, convertido en un auténtico cohete de tracción total, que ahora llega a Barret-Jackson para ser subastado.

Dicen que se inspira en los coches de Bonneville y los aviones de la Segunda Guerra Mundial, pero lo que sabemos a ciencia cierta es que ha sido fabricado artesanalmente por Fuller Hot Rod, con un 95% de componentes tomados del mundo de las carreras o creados a medida. Además, busca ser una máquina enfocada a la conducción, y no únicamente a dejar bocas abiertas a su paso.

El corazón del modelo es un motor V8 de 576 pulgadas cúbicas preparado por Kurt Urban, es decir, un gigantesco bloque de 9.4 litros de cilindrada que produce la friolera de 900 CV. Se combina con una transmisión manual G-Force de cinco velocidades y promete unas aceleraciones de infarto gracias a su tracción integral y la gran relación peso-potencia, si bien no hay cifras concretas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos