Compartir
Publicidad
Publicidad

Acelerando a fondo el Shelby Mustang GT500

Acelerando a fondo el Shelby Mustang GT500
Guardar
36 Comentarios
Publicidad

Cuando supimos de la potencia y el par motor del Shelby Mustang GT500, todos tragamos saliva con la epiglotis trabada por la emoción. 662 CV y 854 Nm no se ven todos los días sobre el asfalto, de manera que una de las preguntas subsiguientes era lógica: ¿cuál sería su reacción al acelerar a toda mecha?

Como en Estados Unidos disfrutan con las pruebas de aceleración en línea recta, lo suyo es que nos llegara un vídeo como el que nos ha llegado, en el que ver las musculosas capacidades del V8 de producción más potente del mundo, superado eso sí por el Koenigsegg Agera R, que también acelera que se las pela, por supuesto.

La clave para pisar a fondo y no acabar mal el día se llama control de tracción. En el caso del Shelby, permite ajustar el número de vueltas al que el embrague transmitirá todo el par a la transmisión y así conseguir una salida sin pérdida de adherencia. Y como es de esperar, el ajuste se puede desconectar si tenemos unos pies bien entrenados.

Video | Ford Mustang (YouTube)
En Motorpasión | 662 CV para el 2013 Shelby Mustang GT500

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos