Compartir
Publicidad
¡Meravigliosa creatura! El nuevo Ferrari SF90 Stradale es un poderoso híbrido de 1.000 CV y  2,5 segundos en el 0 a 100
Ferrari

¡Meravigliosa creatura! El nuevo Ferrari SF90 Stradale es un poderoso híbrido de 1.000 CV y 2,5 segundos en el 0 a 100

Publicidad
Publicidad

Ferrari desvela por fin todos los detalles de su último retoño, que tiene el honor de ser el primer cavallino de producción híbrido enchufable. Su nombre es Ferrari SF90 Stradale y su carta de presentación es la esperada: una futurista berlinetta de tracción total, con un propulsor V8 turboalimentado que combina fuerzas con tres motores eléctricos para alcanzar la estratosférica cifra de 1.000 CV.

La electrificación llega a un modelo de producción de Ferrari. Lo hace en clave híbrida enchufable, pero sin dejar de lado la esencia de la marca: una potencia estratosférica, altas prestaciones y avanzada tecnología al servicio de la dinámica y la deportividad. A diferencia del Ferrari LaFerrari no será de una tirada limitada, sino un modelo de serie, abriendo una nueva era para los superdeportivos de Maranello.

Las cifras del Ferrari SF90 Stradale hablan por sí mismas: 1.000 CV de entrega, una relación de peso potencia de 1,57 kg/CV, 340 km/h de velocidad máxima y una aceleración de 0 a 100 km/h en 2,5 segundos, mientras que tarda sólo 6,7 segundos en alcanzar los 200 km/h.

Cuatro motores y 1.000 CV de potencia

Ferrari SF90 Stradale

El Ferrari SF90 Stradale combina el V8 de 3.9 litros turboalimentado que equipan retoños como el Ferrari 488 Pista y el Ferrari F8 Tributo, pero que en su caso ha sido ajustado para llegar hasta los 780 CV. Ubicado en posición central trasera, otorga 800 Nm de par disponibles desde las 6.000 rpm.

Pero la gran novedad es que este corazón V8, el más potente jamás concebido por Ferrari, se combina con otros tres propulsores eléctricos que rinden en conjunto 220 CV: uno también asociado al eje posterior denominado MGUK y que deriva de tecnología de competición, y otros dos al delantero. Así éste último (denominado RAC-e), sólo recibe potencia eléctrica y se gestiona mediante un sistema torque vectoring en función de las necesidades de conducción

El Ferrari SF90 Stradale es por tanto tracción total, gestiona la fuerza de los cuatro propulsores mediante un cambio secuencial de doble embrague y ocho velocidades y dispone además de una batería de 7,9 kWh de capacidad, que surte de energía a los motores eléctricos.

Ferrari SF90 Stradale

El nuevo superdeportivo híbrido enchufable de la casa italiana, se diferencia de sus hermanos por equipar una segunda maneta desde la que se pueden seleccionar cuatro modos de gestión eléctrica: eDrive (modo eléctrico exclusivo, con hasta 35 kilómetros de autonomía), Hybrid (combina el motor de combustión con los eléctricos y los gestiona automáticamente dando prioridad a la eficiencia), Performance (también es modo híbrido, pero ofreciendo un mayor rendimiento) y Qualify (los motores eléctricos rinden a su máxima potencia en combinación con el bloque térmico).

Y todo ello le permite ofrecer unas prestaciones de infarto, con una velocidad máxima fijada en 340 km/h y entrando en ese exclusivo club que baja de la frontera de los tres segundos para hacer el 0-100.

Aerodinámica activa

Ferrari SF90 Stradale

El sistema híbrido que aloja el Ferrari SF90 Stradale (motores, batería) suponen 270 kilos adicionales y para minimizar este extra de peso, chasis y carrocería han sido optimizados para ofrecer el menor peso posible, haciendo uso de materiales ligeros.

Concebido en una arquitectura completamente nueva, el chasis es de fibra de carbono y aluminio y dispone de varios elementos concebidos en aluminio de aleación ligera. Todo ello le permite parar la báscula en 1.570 kilos totales.

Además el F90 Stradale hace gala de una avanzada tecnología aerodinámica activa, que se materializa en un alerón posterior activo de fibra de carbono divido en tres secciones (flap Gurney), que puede generar hasta 390 kilos de carga aerodinámica cuando circula a 250 km/h. En el frontal, también encontramos elementos aerodinámicos que optimizan el flujo del aire, como un generoso labio delantero o dos difusores ubicados a cada lado del mismo, por delante de las ruedas.

Ferrari SF90 Stradale

Asimismo, y por primera vez, Ferrari acompaña la variante estándar del SF90 Stradale por una más orientada a circuitos y que toma el apellido de Assetto Fiorano. Respecto a la convencional, se caracteriza por un peso aún más reducido, gracias a incorporar más elementos en fibra de carbono (puertas o parte inferior) y un sistema de escape de titanio, lo que contirbuye a ahorra 30 kilos de peso, quedándose en 1.540 kilos.

Bienvenidos al Ferrari del futuro

Ferrari SF90 Stradale

Pasando al plano estético, Ferrari asegura que con el SF90 Stradale han revolucionado el concepto de berlinetta con formas futuristas que lo distinguen de las anteriores lanzadas por la firma transalpina y que adelantan el nuevo lenguaje de diseño de la marca.

LONGITUD

ANCHURA

ALTURA

BATALLA

4.710 mm

1.972 mm

1.186 mm

2.650 mm

Diseñado por Flavio Manzoni, creador entre otros del Ferrari LaFerrari, se caracteriza por contar con voladizos cortos, sobre todo en lo que toca al trasero, y un centro de gravedad excepcionalmente bajo (la cabina se acerca al suelo en 20 milímetros). De formas redondeadas y fluidas, su capó se precipita a una apertura en forma de uve, que contribuye a la aerdinámica, y va enmarcada por dos afilados faros frontales LED matriciales en forma de C.

En lo que toca a su zaga, encontramos dos salidas de escape notablemente elevadas y ubicadas en la zona central por encima del difusor trasero. La pantalla que cubre el motor de combustión no une el techo con la trasera como en anteriores berlinettas, sino que se ubica de forma discontinúa y un tanto hundida.

El conjunto lo completan cuatro faros traseros de líneas cuadradas que se estiran hasta los laterales y que se distinguen por unos llamativos aros luminosos, contribuyendo a acentuar visualmente la reducción de altura de la zaga.

Ferrari SF90 Stradale

La misma filosofía de diseño se traslada al habitáculo, en el que el protagonismo se lo lleva una instrumentación digital, materializada en una pantalla curva de 16 pulgadas en la que domina un gigantesco cuentarrevoluciones en el centro, mientras que a los lados arroja el nivel de la batería, el navegador o el sistema de audio, todo en diseño 3D.

El minimalismo en santo y seña en el interior del Ferrari SF90 Stradale, en el que tampoco faltan tecnologías como el head-up display, mientras que el túnel central, en Alcantara, integra una placa metálica donde debiera estar la palanca de cambios, sustituida por un moderno selector. Bienvenidos al Ferrari del futuro.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio