Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Camry: Llega a España un nuevo Toyota... ¿Nuevo?

Camry: Llega a España un nuevo Toyota... ¿Nuevo?
Sin comentarios

Publicidad



image


Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Lo mejor

El año pasado Toyota decidió sustituir el excelente Avensis por el Camry, un modelo con un carácter a priori muy similar. El objetivo, dar un soplo de aire fresco a un segmento, el de las berlinas, que ha perdido mucho fuelle con el boom de los SUV. El Toyota Camry será para muchos europeos una muy agradable sorpresa; pero lo cierto es que se trata de un modelo con un grandísimo recorrido, y un auténtico icono en países como EEUU o Australia. ¿Quién es entonces este nuevo jugador en la partida del viejo continente?

Una berlina con mucho recorrido

El cambio de cromos de Toyota puede parecer una jugada no carente de riesgo; pero el fabricante nipón realmente juega sobre seguro. Con esta que acaba de llegar a España, son ocho las generaciones del Camry que han visto la luz desde su lanzamiento, en 1983. En total han sido unos 19 millones de unidades en más de 100 países, unas 700.000 al año, lo que da una idea de la consolidación de la berlina japonesa en todo el mundo.

El Toyota Camry nació como una versión sedán del Toyota Celica, con el objetivo de satisfacer a un público que primaba el confort por delante de la deportividad. Se trataba de un notchback o "tres volúmenes", con cinco plazas y una fuerte inclinación en la luna trasera que se iría suavizando con el tiempo para mejorar la aerodinámica. Como ocurriera también con el Supra, el Camry pronto adquirió carácter propio, más orientado al segmento del lujo, y su producción se hizo cada vez más independiente.

Camry 02

En 1991 comenzaría a comercializarse una segunda versión del Camry, con la plataforma más ancha, en respuesta a las demandas del mercado. Esta versión sería denominada como Camry XV, mientras que la estrecha quedaría como Camry V a secas. Ambas plataformas convivieron hasta 2003, cuando el Camry V dejó de fabricarse y el XV quedó como única opción, la que ha llegado a nuestros días.

En 1992 Toyota deja de comercializar en Europa el Camry y apuesta por una berlina diseñada específicamente para el mercado europeo, el Carina E. A este le seguiría el Avensis en 1997, con un carácter más familiar pero también muy usado como coche de empresa e incluso en cuerpos de policía. Es en 2018 cuando Toyota decide recuperar el Camry para el mercado europeo, en su búsqueda de fabricar modelos globales que le permitan optimizar su producción.

Un clásico de las carreteras y circuitos de todo el mundo

Toyota ha contado en Europa con modelos más populares que el Camry, debido entre otras cosas por el mayor gusto de los europeos por los compactos y los SUV. Sin embargo, en otros muchos países el Camry es un auténtico referente en la automoción de las últimas décadas.

Camry 07

En Estados Unidos por ejemplo ha sido durante años la berlina más vendida y el sexto modelo más comprado de todo el mercado norteamericano. Aparte de ser un vehículo muy del agrado del público, existe cierto sentimiento de querencia en el país por estar fabricado en la icónica planta de Kentucky. A pesar de que a Toyota le resultaría más rentable fabricar el Camry en Japón, y de las barreras que se ha encontrado por la reciente crisis con China, Toyota no se plantea desplazar la producción  a otro país.

La participación del Camry en la popular competición de la NASCAR ha terminado por convertirlo en todo un símbolo para los yankees. Su andadura comenzó en el 2007, siendo la primera vez para un fabricante no estadounidense, aunque Toyota ya había participado en programas oficiales de la competición. La primera victoria no se haría esperar, llegando en 2008 de la mano de Kyle Busch y Tony Stewart; en 2016 en cambio llegaría el primer título de Toyota como fabricante en la competición.

Camry 03

En general, el Camry se ha descubierto como un excelente competidor en las carreras de turismos en todo el mundo, que ha servido para reforzar su presencia en los cinco continentes. Se ha comercializado con multitud de versiones, nombres e incluso marcas, que han sabido adaptarse a las necesidades de cada mercado: Celica Camry (su primera denominación), Sceptis (versiones XV), Solara (versiones cupé y descapotable), Aurion (en Oceanía), Holden Apollo (en Australia junto con General Motors) y Lexus ES o Daihatsu Altis (ambos comercializados en paralelo al Camry en Japón).

Un nuevo híbrido para el mercado español

El Toyota Camry que nos llega ahora a España es una berlina con motorización exclusivamente híbrida. Está basado en la nueva plataforma global TNGA-K y cuenta con transmisión de variador continuo (CVT). El sistema híbrido es el de última generación que ya hemos podido ver en el RAV4 hybrid: motor atmosférico de 2,5 litros y cuatro cilindros que, junto al motor eléctrico,  ofrece 160 kW (218 CV) y un par máximo de 221 Nm.

Con todo ello, podemos ir de 0 a 100 km/h en 8,3 segundos, pudiendo alcanzar una velocidad máxima de 180 km/h. Para los más ahorradores, podemos decir que arroja un consumo medio homologado en ciclo WLTP de 5,3 litros a los 100 kilómetros (119 g/km de CO2); pero es que además por su condición de híbrido conseguimos el distintivo ambiental de la DGT de tipo ECO.

Camry 04

Estéticamente el Camry es una berlina de trazos rectos y dimensiones típicas del segmento D: 4,89 metro de largo. Observándolo desde delante, destaca la contundente parrilla y las afiladas formas de sus faros; por detrás da una gran sensación de solidez y seguridad. El interior se antoja de calidad y muy espacioso, con un diseño sobrio pero muy completo en detalles, que combina elementos de corte clásico con otros de alta tecnología. En conjunto, se antoja un vehículo de categoría premium, incluso de lujo, más en la línea de los Lexus que de otros modelos de la marca.

El Camry ha llegado a España con tres versiones diferentes, que no contará con grandes diferencias en cuanto a equipamiento pero sí parecen destinados a públicos muy distintos. Por ejemplo, la versión de acceso, denominada Business, ya ofrece de serie el Toyota Safety Sense o el Toyota Touch 2, pero parece más enfocado a vehículos de empresa al prescindir de extras más estéticos. La versión Advance, en cambio, ofrece una relación calidad-precio más equilibrada, por lo que tendrá más éxito entre los compradores particulares. Por último, la versión Luxury parece más pensada como vehículo institucional o de representación, con elementos que buscan el máximo confort para los acompañantes: climatizador de tres zonas, asientos traseros reclinables, cortinilla eléctrica para aislar la parte posterior…

Camry 05

Una berlina para la nueva movilidad de las ciudades

Esto último puede darnos una pista de por qué Toyota se ha decidido a recuperar el Camry para el mercado europeo, más allá de su apuesta por los modelos globales. El hecho de que se trate de una berlina híbrida ofrece el máximo confort para todos los pasajeros y multiplica sus posibilidades de aprovechamiento en ciudad. Y esto guarda una gran relación con las nuevas formas de movilidad que se están popularizando en las grandes ciudades, especialmente el transporte por VTC.

Un último dato termina de confirmar lo que sospechamos: Se prevé que el 70% de las ventas del Camry en España será para flotas, no para particulares. De esta forma, el Camry pretende ir más allá del taxi (que ya ha demostrado su preferencia por el Toyota Prius y el Mirai) y convertirse en una opción preferente para plataformas como Uber o Cabify.

Camry 06

El Toyota Camry está disponible en nuestro país a partir de los 32.300 euros, si bien el fabricante permite financiarlo por 285 euros al mes, o tenerlo en modalidad de renting por 450 euros al mes (en su acabado Advance).

Imágenes | Toyota Sala de Prensa

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Compartir